miércoles, octubre 18, 2006

 

PADRON,IRIAFLAVIA,SANTIAGO

PADRON,IRIAFLAVIA,SANTIAGO

PEREGRINAR POR GALICIA














Juan R. Baliñas
PEREGRINAR POR GALICIA


PÁGINA

I . INTRODUCCIÓN 4


1. Los orígenes..................................................................................................6

2. La peregrinación..........................................................................................11


II . EL CAMINO EN GALICIA 16


3. EL INICIO. Llegada a O´Cebreiro.............................................................18

4. VALLES Y MONTAÑAS. Desde O´Cebreiro a Sarria.............................24

5. “CRUCEIROS”. Desde Sarria a Palas de Rei............................................37

6. LOS PAZOS DE ULLOA. Desde Palas de Rei a Arzúa............................49

7. MONTE DO GOZO. Desde Arzúa a Santiago...........................................59

8. O´BOTAFUMEIRO. Padrón. Visita a Santiago.........................................70



III . LOS CAMINOS DE SANTIAGO

- El Camino Francés.........................................................................79

- El Camino del Norte.......................................................................79

- La Ruta de los Ingleses...................................................................81

- La vía de la Plata.............................................................................82

- El Camino Portugués......................................................................83

- “A Ruta do Mar de Arousa”...........................................................84

- “O Camiño de Fisterra”..................................................................85

IV. EL CAMINO FRANCÉS

9. El arte en el Camino..................................................................................87



10. El Camino en Francia................................................................................91


11. El Camino en España

- Camino Aragonés..........................................................................93

- Camino Navarro............................................................................94

- Camino Riojano............................................................................96

- Camino Castellano-Leonés...........................................................96

- Camino Gallego...........................................................................100


ANEXO 1. DATOS VARIOS

12. Trayectos.................................................................................................102

13. Algunos Cruceiros en el Camino Gallego...............................................106

14. Sellan la credencial..................................................................................107

15. Albergues en Galicia................................................................................108

16. Hostelería en Galicia................................................................................111

























I. INTRODUCCIÓN.




Una gran mayoría de los gallegos peregrina a Santiago en Año Santo, bien de forma colectiva con alguna organización o parroquia, o bien de forma individual, en ambos casos muchas veces andando desde el lugar de su residencia.

Para muchos de los habitantes de Galicia, Santiago queda muy cerca, conocen bastante bien la ciudad, la catedral, el sepulcro del Apóstol y otros monumentos importantes.

Últimamente no obstante, hay un gran interés por conocer los diversos trayectos del Camino de Santiago a través de la región, y mas concretamente del Camino Francés, tal vez sorprendidos por la gran avalancha de peregrinos andando que cada día de Año Santo, sobretodo, llegan a Compostela.

Este escrito pretende ayudarle a conocer mejor el trayecto por el Camino Francés a través de Galicia.

Después se hará una breve semblanza del arranque en Europa de las vías mas importantes del Camino en Francia, su enlace en los Pirineos con las vías en España, el recorrido por las Comunidades Autonómicas, y los otros Caminos de Santiago.

Previamente empezamos con el objeto de este escrito, un puntual recorrido desde O´Cebreiro límite de Galicia con la Comunidad de Castilla-León, hasta la finalización en Santiago.

Si el lector se propone recorrer el Camino Francés desde los Pirineos, necesita veinte días libres y un entrenamiento a buena marcha, basado en recorrer cuarenta kilómetros diarios durante siete días seguidos.

En el caso de no disponer de tantos días libres, fruto del llamado mundo organizado, puede hacerlo por partes durante varios años, o bien, un buen proyecto para conocer el Camino sería recorrerlo motorizado desde los Pirineos a O´Cebreiro, visitando las mas importantes joyas que el arte nos ha dejado por todo el recorrido, y desde O´Cebreiro, a pie , recorriendo la Galicia del interior, su estructura rural, su verde paisaje, su arte y sus vivencias.


















1. LOS ORIGENES
Desde la prehistoria los hombres se desplazaban hacia el occidente llegando a Finisterre, el fin de la Tierra. Es un hecho constatado en la antiguedad, la llegada de gentes proce­dentes de Europa.

Los pueblos centroeuropeos se habían fijado en un hecho llamativo que ocurría en las noches claras. En el cielo apare­cía marcado un rumbo mediante millones de estrellas. Era la Vía Láctea una constelación de la que forma parte el sistema solar. Una mancha lechosa, "El Camino de las Estrellas", señalando el occidente y debiendo significar algo. Algunos pueblos quisieron venir a averiguarlo, a contemplarlo con los ojos.

Los primeros en llegar a Finisterre fueron los Celtas o Saefes, "Serpientes" como se llamaban ellos. Eran un pueblo Indoeuropeo asentados en el corazón de Europa, en el nacimien­to de los ríos Rhin, Danubio y Ródano. Se pusieron en marcha siguiendo el rumbo marcado en el cielo por El Camino de las Estrellas, llegando a Galicia el año 600 antes de Jesucristo. Aquí se establecieron aportando sus tradiciones y cultura. Los celtas no dominaron la escritura. No dejaron ningún texto escrito, pero sobre ellos nos hablan Ptolomeo,Avieno, Plinio y Strabón entre otros. Los geógrafos clásicos.

Los celtas consideraban que el espíritu de los muertos partían hacia otro mundo desde Finisterre, el punto más occi­dental de Europa, considerándole un lugar sagrado, a donde señalaba El Camino de las Estrellas. peregrinando desde enton­ces hasta allí para ver la morada de los muertos.




Tenían más de cien dioses, como ríos, montes, árboles, fuentes, colocando piedras altas en el cruce de los caminos donde les adoraban. La Iglesia Católica tomó este hecho para convertirlo en "Cruceiros".

Posteriormente llegaron otros pueblos. Por mar lo hicie­ron los fenicios, asombrándose al ver entrar el Sol en el océano. En Finisterre elevaron un altar para adornar al Sol, "El Ara Solis".

En el año 136 a.d.C. entraron los Romanos en Galicia. Llegaron para buscar los minerales que había en la tierra. El Oro, conquistando el mítico país descrito por los geógrafos clásicos Dión Casio y Paulo Osorio. Donde estaba el Finiste­rre. En el que habitaba el pueblo celta, dividido en tribus, una de las cuales los Nerios, vivían en Finisterre, llamado por los romanos "Promontorium Nerium". - "Allí donde el Sol tenía su casa"-. Describían así la puesta de Sol. - "Cada día en el Noroeste de la península, el Sol se mete en el océano, produciendo un ruido, un chirrido, como si metiésemos un hierro candente en el agua".-

Muchos antiguos recorrieron el mundo para ver este fenó­meno. Los romanos establecieron allí la capital política de la zona, Dugium, actual Duyo. Llegaban de las nuevas ciudades fundadas por Augusto. Brácara (Braga en Portugal), Lucus Augusti (Lugo), Astúrica (Astorga), a través de las nuevas vías, las calzadas. Una de ellas era la XIX, desde Astúrica a Lucus, mandada construir por el Emperador Claudio (41-45 a.d.c), continuando después hasta Iria Flavia, la ciudad más importan­te de Galicia. Otras calzadas iban de Pamplona a Briviesca y de Briviesca a Astúricas.

En el año 33 de nuestra era, llegó Santiago. Llamado en hebreo Iacobus, después San-iago. Hijo de María Salomé, hermana de la Virgen, había sido pescador en el Lago Tiberíades. Jesús le escogió, junto a su hermano Juan el Evangelista y Pedro, como uno de sus discípulos, a quien llamaba "El Hijo del Trueno", por su carácter decidido.

Santiago siguió el mandato de Je­sús.-"Id y predicad el evangelio por todo el mundo."- Eli­giendo el Finisterre, fin del mundo, desembarcando en Cádiz. Predicó en Mérida, Braga, e Iria Flavia, lugar en el que había un templo dedicado a la Diosa Isis. Allí fundó la primera Iglesia de España dedicada a la Virgen, Santa María de Iría Flavia.

Santiago permaneció en el lugar durante siete años. Predicando el evangelio en el sitio hoy conocido como "Santi­aguiño do Monte". Después fue peregrino en Finisterre y Zara­goza, a través de la calzada romana, parte de la cual se recorre hoy en "El Camino de Santiago", volviendo a Jerusalén.

Herodes Agripa I le mandó decapitar el año 44. Sus discí­pulos Atanasio y Teodoro recogieron su cuerpo y cabeza, embal­samándolos, para posteriormente embarcar en el puerto de Jaiffa en una barca dedicada a transportar piedra, poniendo rumbo a Finisterre. Entraron por el Ulla hasta Puentecesures, Iria Flavia, lugar donde había predicado el apóstol, puerto Romano más importante de la zona.

Según la tradición, amarraron la barca al "Pedrón", columna que se conserva debajo del Altar Mayor de la Iglesia de Padrón, con la inscripción "No Ori Eses D S P", que según el padre Fita quiere decir "A Neptuno, los orieses pusieron a sus expensas este monumento".


Atanasio y Teodoro acuden a la dueña del territorio, señora Lupa, pidiéndole un lugar para enterrar el cuerpo del Apóstol. Esta les dirige a la autoridad romana de la zona, Filotro, en Dugium, cerca de Finisterre, quien los hace encar­celar. Logran escapar presentándose otra vez ante Lupa, quien autoriza el enterramiento cerca del Monte Iliceno, hoy Pico Sacro.

Los discípulos colocaron el cuerpo sobre un carro tirado por bueyes, a los que dejaron ir libremente, hasta que se pararon. En ese lugar realizaron la sepultura construyendo un Hipogeo. Atanasio y Teodoro cuidaron la tumba hasta su muerte, siendo también enterrados en el mismo sitio. En el año 257 el emperador Vespasiano prohibió celebrar cultos cristianos, quedando la tumba olvidada, cubriéndose de vegetación.

Más tarde llegaron al Finisterre los bárbaros del Norte. Estableciéndose en Galicia una de sus tribus más nobles, los Suevos. Hasta que fueron derrotados por los Visigodos el año 585. Durante estos años de lucha no hubo visitas al Finister­rre.

En el año 813 el eremita Pelayo y el obispo de Iria Flavia, Teodomiro, descubrieron el sepulcro del Apóstol Santia­go. Paio decía los oficios divinos en la Iglesia de San Fiz de Solovío, cuando en días sucesivos vio brillar una estrella sobre un alto roble, acercándose al lugar escuchó extraños cánticos. Este hecho lo puso en conocimiento del Obispo de Iria, a quien pertenecía la zona, llamada Amaía. Acudió Teodo­miro encontrando un enterramiento romano del siglo I, al que identificó con el del Apóstol Santiago, mausoleo que corres­ponde a la actual Cripta. El hallazgo fue

comunicado al rey Asturiano Alfonso II el Casto (791-842), quien manda construir una iglesia. Es la primera catedral de Santiago. Carlo Magno, emperador de Francia, Alemania, Italia y Marca Hispánica (Cataluña) . Recibe la noticia de este suceso en Aquisgrán, reconociendo el territorio como zona Occidental. El Papa León III da a conocer el hecho a la humanidad mediante una bula.

A partir de esta fecha empezaron otra vez las visitas al Finisterre, a Santiago, a Iria Flavia. El Camino de Santiago surge espontáneo del pueblo europeo.





















2. LA PEREGRINACIÓN

Como hemos visto, la peregrinación no es cosa de épocas recientes. Los pueblos primitivos llegaron para ver el final del camino de las estrellas. Los Celtas situaban en Finisterre el punto de embarque para otro mundo. Los fenicios establecie­ron el Ara Solis. Los Romanos llegaron para ver "El Lugar donde el Sol tenía su casa".

Los primeros peregrinos llegan de Francia, se les llama francos, nombre que posteriormente se aplica a todos los peregrinos. Se fue extendiendo la voz de que ocurrían prodi­gios curativos, llegando muchos peregrinos, a pesar de la guerra con los Árabes. Realizan la peregrinación para afirmar la Fe, como perdón de los pecados a través de la penitencia y para dar gracias por la ayuda contra el Islam.

El primer peregrino del que se tiene constancia escrita, fue Gotescalco, obispo de Le Puy, que llegó a Santiago el año 950.

El Papa desea unificar la Liturgia Sagrada en todos los países Católicos, contando con el apoyo de la Abadía de Cluny en Borgoña. Los abades de Cluny Hugo y Pedro el Venerable, estuvieron ligados a Santiago, sin embargo detrás estaba la política de Borgoña. El Rey Alfonso VI de Castilla, casado con Constanza de Borgoña, apoya a la abadía de Cluny. La abadía ve el proyecto del Camino, protegiendo y popularizando éste, introduciéndose en España en 1070, con poder político.

El rey de Navarra Sancho el Mayor orienta el camino, que une los reinos Cristianos contra los Árabes, haciendo de Frontera contra el islam y defendiendo el trafico de peregrinos, la frontera. Alfonso VI y Sancho Ramirez fijan un recorrido sobre el terreno ganado al Islam. Las ciudades se desarrollan crean­do una ruta entre Europa y los reinos de España. Nace la burguesía, creándose en las ciudades los barrios de Francos, como en Pamplona, Logroño y León. Comerciantes y constructores recorren también el Camino.

Desde Europa los peregrinos se orientan por el camino señalado en el cielo durante la noche, el camino de las estre­llas, la Vía Láctea con una extensión de cien mil años luz, tiempo que tarda la luz en llegar del inicio al final.

Aimeric Picaud el año 1130 escribe el Codex Calixtinus, considerada como la primera guía del peregrino, son 225 folios manuscritos en cinco tomos. Describiendo el V, el recorrido desde Europa a Santiago. Aimeric peregrinó en el año 1123, era párroco de Parthenay-le-Vieux. Desde los pirineos dividió el camino en 13 etapas que no coincide con 13 días. Surgen pobla­ciones, hospitales, iglesias, monasterios, puentes, hostales para atender a los peregrinos. Doña Urraca, hija de Alfonso VI se casa con D. Raimundo de Borgoña. En 1179 el Papa Calixto II, procedente de la Abadía de Cluny y hermano de D. Raimundo, instituye el Año Santo Compostelano.

Los pueblos de Europa se unen en la idea de peregrinar. Hay un trasvase de cultura por el camino, difundiendo noti­cias, ideas y arte. El Románico se expande desde Europa a Santiago, acompañando a los peregrinos la fina y elegante piedra labrada. Camino de hermosas piedras trabajadas, hacién­dose las iglesias pequeñas para tantos peregrinos. Se constru­yen más, expandiendo el románico. El camino ofrece trabajo a canteros y maestros, se construye en todo el recorrido.





Llegan reyes, nobles, obispos, Santos y el pueblo. Surgen el comercio, los mesoneros, los bandidos, las prostitutas, mezclándose en el camino con los peregrinos. Se popularizan leyendas cantares y romances. Dante Alighieri en su obra "Vita Nuova" dice que -"Solo es peregrino, aquel que va hasta la casa de Santiago en Galicia"-

Compostela es ciudad Santa, junto a Jerusalén y Roma, por tener restos del paso por el mundo de Jesucristo y sus Apósto­les. Al terminar la visita a Santiago, muchos seguían a Iria Flavia, donde el Apóstol predicó y a Finisterre, para ver el fin de la Tierra.

Peregrino es el que acude a Santiago con espíritu cris­tiano, para dar gracias o pedir la intercesión del apóstol en algún favor o como penitencia. Además se aprovecha la peregri­nación cómo motivo cultural, artístico, de aventura, naturale­za, deportivo o turístico.

En la Edad Media, con la peregrinación, se podían redimir penas civiles y católicas. Algunos jueces castigaban a los incendiarios y fornicadoras con la peregrinación, otros pere­grinaban por pillaje, lucro y ociosidad. Había ciertos peli­gros como los lobos, los bandidos, las grandes nevadas, los posaderos, las prostitutas, los falsos peregrinos con bordón. Pero la peregrinación destacaba por su solidaridad y caridad en el camino. Monasterios, conventos, iglesias y hostales les recogían y daban cama y comida, estando los peregrinos prote­gidos por los poderes públicos.
Pueden ser variados los objetivos que persiguen los pere­grinos, pero el principal es, sin duda, el motivo religioso. Como culto u homenaje al apóstol, ruta espiritual, camino místico.

Se peregrina para buscar "La puerta de la Vida", la transformación. Cristo se definió como puerta. -"Quien entre por mí se salvara."- Se entra por la puerta Santa, dejando lo malo en el exterior, para transformarse, para encontrar dentro la paz del Señor. El Apóstol es testigo e intercesor de la transformación, de la entrada en la nueva vida. El Año Santo recuerda el perdón de Dios. Muchos peregrinos se ponen en marcha como un regreso a las raíces, como lugar de reencuentro con otros peregrinos, sobre todo en los albergues al final del día, lugar de reunión para los que llegan andando.

El peregrino recorre el camino reflexionando sobre la vida, con abandono de los asuntos diarios para encontrarse a uno mismo en el camino, durante días y semanas. No es un trabajo fácil, es un regresar a la raíz humana, un repaso a la vida, a la escala de valores, una gran aventura humana por un camino lleno de avatares. Es un desafío personal, un deseo de cambio, de hacer balance, aislado con uno mismo. Al final parece como si el camino le fuese llevando a uno. El camino está hoy en el primer plano de Europa, une Europa, , es un nexo de unión entre europeos, camino de siglos, ruta religiosa más antigua de Europa y muy de actualidad.

Se busca la libertada andando, contemplando el románico, probando las fuerzas, creando adeptos para luego difundir las vivencias entre otros que continuaran la tradición.
El camino les lleva hasta la columna parteluz del Pórti­co de La Gloria y, como han hecho durante más de 1000 años otros peregrinos, apoyar allí la mano diciéndole al apóstol, -"Hasta aquí he llegado."-

























II. EL CAMINO EN GALICIA
Santiago de Compostela es desde hace más de 1000 años, ciudad de destino para los peregrinos de todo el mundo. Santiago es centro religioso, teniendo gran atracción par los pueblos de toda Europa.

Si la visita a Santiago, tiene como móvil la peregrinación , la forma por excelencia de llegar es a pie, así lo hicieron 7300 peregrinos de media anual procedentes de 34 países, registrados en la "oficina del peregrino" de la Cate­dral. En este caso se recibe "La Compostela", certificado oficial en latín, siendo necesario como requisito, presentar "La Credencial" con los sellos de las parroquias de las distintas etapas.

Desde la edad media, se regresa con la tradicional Compostela y se compraba "La Vieira", demostrando así que se había llegado a Santiago. Desde el descubrimiento del sepulcro del apóstol tiene historia la peregrinación andando, pero tomó gran auge en el siglo XII. "La Peregrinación hermano a los pueblos de Europa". Según el consejo de Europa, el camino es el primer itinerario cultural Europeo.

Para el caminante que se pone en marcha por el camino de las estrellas, el principal propósito debe ser realizar el camino con espíritu de peregrino. Además de otros como la aventura, el turismo, el deporte, el arte.

Tal como se manifestaba en la introducción, el recorrido por "El Camino Francés" que discurre por Galicia, se hará andando, con objeto de conocer con bastante detalle el tramo desde O'Cebreiro hasta Santiago del camino milenario, para cruzar "La Puerta" a la nueva vida, al cambio, a la integra­ción con otros peregrinos de siglos a través de la compostela concedida en la Catedral.
No es un trayecto corto ni fácil. La preparación debe ser mental, sabiendo lo que se va a buscar, y física, preparados para aguantar etapas de 35 kilómetros. Durante varios días seguidos, concienciándose bien de cual es el primordial obje­tivo.

Las etapas a recorrer se pueden dividir de la siguiente forma,

1er día. Llegada a O'Cebreiro.......................................0 kms. a reco­rrer.
2º día. Desde O'Cebreiro a Sarria............................. 41 kms. a reco­rrer.
3º día. Desde Sarria a Palas de Rei........................... 46 kms. a recorrer.
4º día. Desde Palas de Rei a Arzúa........................... 28 kms. a reco­rrer.
5º día. Desde Arzúa a Santiago................................ 36 kms. a reco­rrer.
6º día. Visita en Santiago........................................ 0 kms. a reco­rrer.

En total 151 kilómetros.














3. EL INICIO. LLEGADA A O'CEBREIRO.

El camino francés en Galicia empieza en O´Cebreiro. Los peregrinos se acercan a la hipotética línea que separa las comunidades autónomas de Galicia y Castilla-León. Un monolito de piedra puesto por la diputación provincial de Lugo y Gali­cia, debajo el anagrama del Camino de Santiago de la Comunidad Europea, todo en colores rojo, amarillo y azul sobre la graní­tica piedra. Señala el comienzo del camino. Casi al final del largo ascenso desde el valle, en Villafranca del Bierzo, pasando de 630 metros de altitud a 1293 en el alto.

Falta un kilómetro para llegar a O´Cebreiro. Se sube por camino estrecho con piedras sueltas en la ladera de una monta­ña pelada, por cuesta muy empinada. Al llegar arriba de todo, está la carretera. Los peregrinos comprueban el enorme desnivel de la cuesta, mientras toman aire, dejando oir alguna exclamación. Así empieza el recorrido. El inicio del tramo gallego, entre las sierras del Caurel y Ancares, marcando la divisoria de las aguas hacia el Cantábrico y el Atlántico.

"La Tierra de los Gallegos". Como decía Aimeric Picaud en el Calixtinus:
-"Tierra frondosa de extraordinario vergel, frutas y fuentes, pero escasa en ciudades, trigo y vino. Abundante en ganados, leche y miel, pescados grandes y pequeños. Los gallegos, entre los demás pueblos de atrasadas costumbres de España, son los que más se acomodan a nuestra nación gala, pero son iracundos y muy litigiosos.-" Vamos adentrarnos en la Galicia profunda, la Galicia del interior, la Galicia Rural, que recuerda épocas pasadas, cruzando 12 municipios, ocho en la provincia de Lugo y cuatro en la de La Coruña.






O CEBREIRO. El monasterio Zeberrium. Fauces Gallitae para los romanos, se encuentra a 151 kilómetros de Santiago, es el pórtico de entrada a Galicia. Cebreiro proviene de Acebo, arbusto de hoja perenne y dura, en Navidad se adorna con unas bayas rojas muy llamativas.

Es un pequeño lugar en lo alto de la montaña. Solitario, solo ocho vecinos, pocas casas, entre las que destaca "El santuario de Santa María La Real", iglesia prerrománica entre los siglos IX-X. El poblado fue restaurado por Manuel Chamoso Lamas, comprobando la existencia de los cimientos de la Igle­sia del siglo IX. De la primitiva se conserva la cabecera. Fachada del siglo XII, restaurada en 1962, es de piedra caliza muy oscura.

En el año 1072 el rey Alfonso Vi, cede esa comunidad a los monjes de Cluny, benedictinos de San Giraldo de Aurillac, para fundar un monasterio y atender a los peregrinos. En el siglo II sufrió un gran incendio, en 1809 las tropas napoleóni­cas, en su retirada, destruyeron libros y demás escritos. Luego fue hospital hasta el año 1854 dejado por los monjes con la desamortización. Desde 1965 es un Hostal para peregrinos "San Giraldo de Aurillac".

En el santuario se venera la talla románica de Santa María La Real, del siglo XII patrona de la comarca. Imagen de la Virgen con los ojos muy abiertos y el niño. La pila bautis­mal es de la iglesia primitiva. También se puede ver el Cáliz y la Patena que dieron origen a un misterio.




Ocurrió alrededor del año 1300. Un campesino de la aldea cercana de Barxamaior, en un día de gran tormenta de nieve, se acercó a la iglesia para escuchar los oficios . La misa la dice un monje que había perdido la Fe, le dice al agricultor que para tomar un poco de pan y vino como el que tenía en casa, no debió sufrir con ese tiempo. En el momento de la consagración se produce el milagro de la transubstanciación , la hostia se convirtió en carne y el vino en sangre, ello sirvió de conversión al monje. Los dos están enterrados en la Iglesia. El Cáliz figura en el escudo de Galicia.

En 1486 los Reyes Católicos visitaron el santuario rega­lando un relicario para guardar el Cáliz y la Patena.

La historia fue llevada por los peregrinos que pasaban por aquí, así como también por los marineros bretones que fondeaban en las costas de Galicia. Posiblemente Richard Wagner tomase de una leyenda bretona el hecho para su obra "Parsifal".

El aspecto de O´Cebreiro es el de un pueblo parado en el tiempo. Un pueblo prehistórico, conservando "La Citania Cel­ta". Unas pallozas o viviendas similares a la de los castros Celtas, construcciones circulares hechas con muro de piedra, poste interior sobre el que se apoya la paja de centeno para cubrir el recinto.


Actualmente una palloza se dedica a museo etnográfico y dos a albergues de peregrinos, además del nuevo refugio construido. Al lado de la iglesia se ha erigido un busto al que fue cura párroco del Santuario, D. Elias Valiña, un galle­go entusiasta


del camino. Investigador del trayecto tradicio­nal al que dedicó su tesis doctoral. Escribió varios libros sobre el tema destacando "La Guía del Peregrino" editada por Everest, que lleva cada caminante.


D. Elías además, señaló con flechas de pintura amarilla, todo el trayecto de Galicia. Sobre piedras, muros, árboles, paredes orientando el trayecto original, salvaguardándolo entre los intrincados caminos.

O´Cebreiro es un hito en el camino para los peregrinos que llegan de lejos. Uno de los puntos claves. Alcanzar el alto produce alegría, ya se está en tierras de Galicia, el último tramo del camino, pasando por tierras de bosques y valles, infinidad de pueblos, sellando la credencial solo en los más importantes, O´Cebreiro , Traicastela, Samos, Sarria, Portomarín, Palas Do Rei, Melide, Arzúa, Labacolla y Santiago.












Anécdota:

A partir de las primeras horas de la tarde del primer día, el 7 de Agosto de 1992, empiezan a llegar los peregrinos. Vienen cansados, con sus grandes mochilas , y sacos de dormir enrollados a cuestas. Algún grupo numeroso suele traer coche de apoyo para las tiendas de campaña. Si hace buen tiempo se extienden las tiendas alrededor de la Iglesia y los peregrinos descansan, en caso de lluvia todos se refugian en el bar del Hostal, donde se sella la credencial. Es lo que ocurre este día, 40 o 50 peregrinos ocupan las mesas, mientras afuera cae una tremenda granizada, del tamaño de canicas, es difícil ver otra granizada de tal tamaño. Los partes meteorológicos anuncia lluvia sobre toda la península para el día siguiente....

Los problemas imprevisto que aparecen deben solucionarse sobre la marcha. A un componente del grupo se el rompen las zapatillas, el caucho estaba reseco y al contacto con la lluvia se abren por la mitad. La primera reacción es ponerse pálido. La segunda preguntar donde se pueden comprar otras, no precisamente aquí que no hay tiendas, hay que buscar un medio de transporte para ir al pueblo cercano, buscar al dueño, si la tienda ya está cerrada ....pero, ¿y si este hecho ocurren en el monte?

A la vuelta, entre risas, un componente del grupo dice -"parece que las zapatillas se han asustado al conocer que todavía faltan 151 kms."- El Hostal es un sitio acogedor, lleno de jóvenes con mochilas, bordan, zapatillas, gorros. Hay animación. Lo atienden un matrimonio y su hijo. Pilar es pariente de Don Elías, mujer animosa y cordial, con la gracia melosa de la mujer gallega. Su marido ayudó a D. Elías a montar el camino. Pilar va de una a otra mesa, preguntado a la hora de la cena si todo está a gusto del comensal, solucionando los pequeños problemas, todo amabilidad y sonrisas. La cena es de las especialidades de la región, Caldo Gallego y Carne de Ternera, de postre que "do Cebreiro".

El hijo del matrimonio Luisito, ya Luis, se ofrece para preparar una "Queimada". Luis siempre anda bromeando con los peregrinos -"¿ La preparamos de dos litros?"- "Sólo somos cuatro"-. - "Pero podéis invitar a los de otras mesas."-


"Luisito" hecha el aguardiente en un barreño de barro, añade azúcar, cáscaras de limón, granos de café, prende fuego, y va revolviendo y levantando el cazo, produciendo unas espectaculares llamas azules y amarillas. El cazo llameante deja caer el contenido desde lo alto, el líquido ardiente va bajando los grados del aguardiente, todo un espectáculo para los peregrinos de otras regiones y países.

Antes de apagar la queimada, se suele decir un conjuro para ahuyentar las brujas y los males del alma que se queman purificándose, y acercar los espiritus de los amigos que están lejos.

La queimada resbala caliente por la garganta mientras se invita a los demás peregrinos. Uno suelta un "Aturuxo" grito celta de alegría y desafío ......


4. VALLES Y MONTAÑAS. DESDE O CEBREIRO A SARRIA.

Los peregrinos salen al encuentro del camino muy tempra­no, para avanzar en la ruta haciendo la mayor parte por la mañana, antes de que el Sol apriete en lo alto.

Anécdota:
Sin embargo este segundo día, 8 de agosto, llueve, una llovizna persistente que con la niebla, dificulta aún más la visión. Es todavía noche cerrada, apenas se distingue la carretera y por donde se desvía "El Camino".

Se atraviesa Galicia de Este a Oeste , por caminos de montaña alejados de la carretera, desde donde se dominan los verdes valles cercanos, buena panorámica sobre el fértil valle, con prados de distintos matices de verde, con riachue­los.

Es una zona muy difícil de atravesar en invierno por sus enormes nevadas, pero también calurosa en las horas punta de verano.
LIÑARES. Pueblo antiguo, de pocas casas. Los romanos cultiva­ron en la zona lino. Aimeric Picaud le llama "Linar de Rege".

La iglesia es de piedra negruzca, muy parecida a la de O´ Cebreiro. Siguiendo por la carretera se sube al "alto de san Roque" de 1264 metros de altitud, viéndose las cercanas minas. Un valle con niebla, lugar que se adivina de fuertes ventiscas en el crudo invierno de hielos. La carretera continua en des­censo.



HOSPITAL DE CONDESA. Se cruza por el centro hacia la iglesia similar a la de O´Cebreiro, restaurada en 1963, con la cruz de Santiago en su torre y Vieras en la puerta. En el siglo IX había un hospital para peregrinos fundado por doña Egido.

Anécdota:
Sigue lloviendo, un perro está cobijado bajo el dintel de una puerta de aluminio y cristal, no ladra. La marcha es rápida, alrededor de cinco kilómetros a la hora. El Camino va alternando carretera y ladera de la montaña. Por la orilla maleza, tojos y zarzas, por el centro grades charcos, al separarse de la zarzas se meten los pies en los charcos ..........

PADORNELO. Este lugar perteneció a la catedral de Santiago, por la política del arzobispo Gelmirez que deseaba tener influencia en distintos puntos del camino. Aldea de pocas casas y la iglesia de San Juan del siglo XV con cementerio cubierto, antigua iglesia de María Magdalena.

El terreno es árido, desolado, sin árboles, se asciende por cuesta brusca paralela a la carretera hacia el punto más alto del camino en Galicia, el "alto de Poio" a 1337 metros de altitud y a 141 kms. de Santiago.


POIO. Se llevan recorridos 10 kms. zona de fríos inviernos, ventiscas y suelo helado, lugar de pocas casas.

Anécdotas:
La jornada del día termina en Sarria, después de andar 41 kms. desde el inicio a la llegada, acometiéndolo con espíritu animoso, sin tener en cuenta la inclemencias del tiempo, a paso vivo, mientras se cuenta algún chascarrillo, se pisa algún charco, la lluvia resbala en el chubasquero, pantalón de plástico y mochila mojando toda la ropa .....


Una de las casas de Poio, es un bar sin rótulo, "La Posada del peregrino", aprovechando para desayunar. La dueña saluda a un peregrino que repite por décima vez -"Pensé que se había muerto"- le dice sin más. -"Pasé muy temprano"- le responde disculpando la grosería. La dueña les presenta un libro de firmas para que dejen su dedicatoria al camino y les estampa el sello sobre el diario del trayecto. Hay un solo cuarto de baño, una peregrina que está dentro se ha olvidado de pasar la llave. -"Disculpe"- dice el peregrino al verla con los pantalones caídos .......
Las zapatillas nuevas son anatómicas, adaptándose bien al suelo suerte de encontrar el número adecuado. Cuando salen sigue lloviendo, empezando el camino en bajada.

Amplio paisaje sobre el fértil valle, de fincas pequeñas , minifundio propiciado por el sistema de las herencias. Al fondo las redondeadas montañas gallegas llamadas "Medas", de suelo granítico, antiguo.

FONFRIA DO CAMIÑO. La procedencia del nombre "Fons Frígida", fuente fría, indica la fuente que hay en el pueblo. Zona de inviernos helados, en la bajada hacia el río Navia. Aquí estuvo el hospital de Santa Catalina, desde 1535 hasta el siglo XIX, ofreciéndose al peregrino dos mantas, sal, agua y lumbre. Se ve la iglesia de San Juan restaurada en 1964 cuyo frente da a la carretera, de espaldas al camino. En su inte­rior conserva un cáliz con inscripción del antiguo hospital.

Pronto termina el municipio de Piedrafita Do Cebreiro, empezando un largo descenso por el de Triacastela. Es un paisa­je distinto. Vuelve la suavidad al terreno, se escucha el rumor del agua corriendo en fuentes, arroyos y prados, sepa­rándose el camino de la carretera.





BIDUEDO. El nombre le proviene del gran número de abedules, bidueiros en gallego, que hay en la zona. Se pasa por delante de la iglesia de San Pedro.

El camino discurre hacia el valle, haciéndose muy lleva­dero, entre árboles, zona de eco.

Galicia tiene identidad propia desde el año 600 a.d.C., época de los celtas. La romanización no fue totalmente asumida. Después llegaron los suevos, que entroncaron con los celtas, los Godos, y los árabes marchando enseguida. El reino de Asturias incorporó al país Gallego, independiente, siempre muy suyo.


FILLOVAL. Se cruza la carretera, bajando a través del monte por una angosta "corredoira". Camino lleno de piedras por donde corre el agua, pasan personas y animales, pero ningún vehículo con ruedas. A ambos lados, una hilera de viejos castaños sombrean el camino en los días de Sol.

Cerca están las canteras de Cementos Oural, de donde llevaban los peregrinos las piedras de Cal hasta los hornos de Castañeda y construir la Catedral de Santiago.

Un largo trayecto bajando por camino sin arreglar, sende­ros por los que no pueden transitar ni los carros del país. Acompañadas de su dueño, las vacas andan a duras penas, huele a estiércol. Es la época en que se renueve la cama de los animales. El abono orgánico creado por los Tojos en la parte baja de las casas, para abonar los campos.


AS PASANTES. El camino pasa entre las casas del pueblo, que tiene iglesia del siglo XVIII, retorciéndose por la ladera de la montaña, encima del valle de Triacastela.
Anécdotas:
Cae un chaparrón acompañado de truenos y relámpagos. Por el camino baja un río de agua, los peregrinos buscan refugio, pasan delante de un pajar abierto pero está custodiado por un perro pastor belga atado que ladra furioso. Enfrente se meten en un portalón ancho, de entrada a una casa, como para pasar un carruaje, afuera el chaparrón continúa con garras.
Los peregrinos dejan en el suelo la mochila, el bordón, el chubasquero, pantalones de agua, jersey ... todo está empapado. El dueño de la casa sale y les saluda, les ve chorreando, y pide unas toallas a su esposa. Después les ofrece café aceptando encantados mientras se secan desde la cabeza a los calcetines.
La familia de la casa les preguntan sobre el punto donde iniciaron el camino, lugar donde viven etcétera. El diálogo se abre entre la familia y los peregrinos, la abuela les hace pasar a la cocina, espaciosa, el centro ocupado por una cocina económica muy grande, encendida con carbón, con bancos todos alrededor para sentarse y una encimera de mármol en los extremos. En un rincón de la habitación una cocina de gas está apagada.
Los peregrinos se secan alrededor del horno, la abuela habla con uno de ellos en Gallego, les ofrecen jamón, chorizo, vino y un enorme pan gallego, almuerzan con gran apetito.
El sentimiento y forma de ser de lo gallegos del interior se va poniendo de manifiesto, retraídos al principio, coloquiales después, obsequiosos, hablando de sus tradiciones, cultura, placidez, sensibili­dad. El dueño de la casa les habla de su finca con vacas en libertad, terneras, un toro. Hace poco aterrizó en ella un ala delta. Mientras tanto los peregrinos toman café y aguardiente - ¿Se quedarán Uds. a comer?- Le pregunta después de todo lo que han comido. Los peregrinos dicen que todavía les queda un largo camino. Se despiden de la hospitalaria familia, mientras, sin que se enteren los mayores le dan una atractiva propina a los pequeños. La abuela se despide con un beso. No se conocían de nada y sin embargo ambos grupos se han sentido satisfechos.

El bordón, la larga vara, ayuda al peregrino a apoyarse y seguir con buen ritmo por un agradable paisaje hacia el valle, el caminar se hace más llevadero. La ruta Jacobea sigue un camino sombrío, con árboles a ambos lados, un camino refrescante y profundo en la bajada entre castaños. Uno , grande, está integrado en un muro de piedra.

RAMIL. Un pueblo que año tras año ve pasar por el milenario camino a los peregrinos. Lugar de castaños y nogales centena­rios. . En el centro del pueblo, un gigantesco castaño con enorme tronco en la base, se desgaja después en varias ramas, "El castaño de Ramil". El valle ofrece un hermoso paisaje, muy luminoso. La luz brilla en el camino estelar, sendero de peregrinos, casi ya en el fondo del vale después de bajar desde los 1377 metros a 650.

TRIACASTELA. Su nombre se debe a la existencia de tres castros celtas. Tam­bién hubo tres castillos.

El conde Gatón fundó aquí el monasterio de San Pedro y San Pablo. El año 922 el rey de León y Galicia Ordoño II, donó el pueblo a la iglesia de Compostela en memoria de su esposa Doña Elvira. En 1112 el arzobispo Gelmirez y doña Urraca esperaron aquí a Alfonso el Batallador, rey de Aragón y marido de doña Urraca, para luchar contra él.

Según el códice Calixtino, en Triacastela terminaba la etapa número once del camino francés, donde llegaban los emisa­rios de los hosteleros de Compostela pretendiendo convencer a los peregrinos para ir a sus posadas. Muchas veces una estafa en el cambio y las comidas, según relata Aimeric Picaud.

Alfonso IX rey de León y Galicia fundó "Triacastela Nova" en 1228, pretendiendo revitalizar la zona. Tuvo Hospital de peregrinos instalado en la actual "Casa Pedreira".
En sus viajes a Santiago, pernoctaron aquí Carlos I y Felipe II. En medio del pueblo se encuentra la iglesia de Santiago Apóstol, con el ábside románico y elevada torre frontal del siglo XVIII. En el segundo cuerpo tiene tres castillos grabados en piedra, encima una hornacina vacía. En el interior, altar barroco y cruz de plata del siglo XII.

Anécdotas:
Durante el día, la iglesia se encuentra cerrada, debiendo los peregrinos sellar la credencial en un bar que hay frente a la iglesia. Allí está el sello de la "Parroquia de Santiago de Triacastela". El dueño del bar estampa el sello, mientras nos ofrece "unas gotas de desinfectante" para el café, como le llaman al aguardiente.

Las gotas resbalan por la garganta, calentando el interior animando la marcha. Antes se habla por teléfono para avisar hasta donde se ha llegado, invitando a compartir la experiencia el próximo año. En el pueblo se ven bastantes peregrinos jóvenes, muy animosos.

A la salida, está el "monumento al peregrino", monolito de piedras calizas similar a las que llevaban durante 137 años los peregrinos desde el monte Abela hasta Castañeda en Arzúa, remata una pequeña imagen de Santiago peregrino.

Luego se pasa por delante del mojón de la diputación Provincial de Lugo, señalando los 129,5 kms. que faltan para Santiago, indicando con una doble flecha, a izquierda y dere­cha, las dos rutas por donde se puede ir, Samos y San Xil.

Según el códice Calixtino, la siguiente etapa, número 12, empieza en Samos, localidad que se debe visitar. Desde Tria­castela a Samos se pasa por San Cristobal, Lusio, Renche y San Martín do Real.

SAMOS. La etapa parte del monasterio de San Julián de Samos, seguramente fundado en el siglo VI por San Martín Dumiense, Abadía benedictina que seguía la regla de San Benito, "Ora Et Labora".

La iglesia es del siglo XvIII, renacentista con variacio­nes barrocas y góticas. La escalera de entrada a la iglesia se parece a la del Obradoiro. La fachada es majestuosa, de dos cuerpos, barroca del siglo XVIII. Interior con tres naves y crucero, grandiosa sacristía, cúpula y buena biblioteca.

El monasterio fue un gran centro cultural en la Edad Media, el mejor cuidado de Galicia, siendo educado Alfonso II El Casto. Aquí vivió el padre Feijóo cuya biblioteca fue destruida por un incendio en 1951. El monasterio tiene dos claustros, "El Claustro Grande", el más grande de España. Reconstruido en 1960, con la estatua de Feijóo en el centro, esculpida por Asorey en 1947.

"El claustro pequeño", gótico del siglo XVI, con la llamativa "Fuente de las Nereidas" en el centro, sirenas, construidas por Fernando de Casas y Novoa en el siglo XVIII. En el ángulo norte del claustro, se ve una portada románica.

Anécdota:
Se puede adquirir un buen lico de hierbas preparado por los monjes.


El municipio de Samos es una mezcla de valle y montaña, por aquí pasa el río Sarria, naciendo en las fuentes de Triacastela. También está el parque natural de Lóuzara.


Desde Samos se puede enlazar con el otro camino pasando por Teiguín hasta Calvor, o bien seguir hasta Sarria por Ayán, Frollais, Fontao y Vigo de Sarria.

Sin embargo, el camino original va por San Xil, siendo el elegido por la mayoría de los peregrinos. Saliendo de Triacastela por la derecha.

A BALSA. Es un pequeño pueblo que tiene la iglesia de Ntra. Sra. de las Nieves. Se atraviesa una zona donde no hay carreteras ni coches ni pueblos grandes. Un fértil valle con pra­dos. Naturaleza a lo vivo por "corredoiras" un camino rural transitable pero subiendo y bajando en un auténtico rompe pier­nas, muchas veces por caminos de piedras y barros de excremen­tos de vacas, zarzas y charcos, procurando salvar los obstácu­los por medio del Bordón.

Un paisaje muy rural, entre la maravillosa vegetación de la zona, con abedules de casi treinta metros, castaños de tronco gordo, nogales, robles, subiendo durante dos kilóme­tros.

SAN XIL. Pequeño pueblo con iglesia en la que destaca un cáliz del siglo XV. El paisaje es natural, de montañas y bosques antiguos, de prados y riachuelos , muy típico, "enxebre", casas de labranza aisladas. Los regatos enfangan el camino en la larga y bonita subida.

ALTO DE RIOCABO. Está a 890 m. de altitud, desde donde se divisa un amplio y rural paisaje. Se baja por camino despeja­do.

MONTAN. Es una zona de pocos habitantes . Iglesia románica en la que sobresale su ábside.

FONTERCUDA. Nombre que toma de la "Fuente Arcuda" cercana al camino.

FURELA. Iglesia de San Roque. Termina aquí el municipio de Samos empezando el de Sarria, a través de parroquias y aldeas.

BREA. Significa "Vereda", un camino estrecho.

PINTIN. Se encuentra en la bajada hacia el valle de Sarria, ha cerrado el único bar que había en esta parte del camino. Faltan 112,9 kms. para Santiago.

CALVOR. Tiene una hermosa vista panorámica sobre la comarca de Sarria. Destaca la iglesia de San Esteban, fundada en el siglo VIII como monasterio sobre un antiguo castro celta. Con algún vestigio visigótico en el interior, como un capitel que hace de pila del agua bendita.

AGUIADA. Tuvo hospital de peregrinos. El camino pasa bajando, atravesando el medio del pueblo.

SAN MAMEDE DO CAMIÑO. Atravesando por un robledal, una hermosa "carballeira", buen lugar para detenerse un rato, observar los robles, las sombras que producen, el plácido silencio. En muchos pueblos de Galcia las fiestas patronales se celebran en una carballeira cercana a la iglesia del lugar. Después de la misa, hay bombas de palenque, suenan las "gaitas" y los "pandeiros", se bailan "muiñeiras", se celebra la comida campes­tre, donde se da cuenta de las suculentas "empanadas", compar­tiendo el día con los que han llegado de lejos, entre júbilo y buen "Viño do Ribeiro". Esto forma parte de las más antiguas tradiciones gallegas.


Se sigue bajando hacia el valle de Sarria, hermoso y fértil, con huertas y casas, atravesando pueblos por caminos comarcales.

SAN PEDRO DO CAMIÑO.

CARBALLAL. Cerca del final de la etapa del día, sobre la carretera, por asfalto.

VIGO DE SARRIA. Está en las afueras de Sarria, uniéndose la ruta que viene desde Samos. Faltan 112 kms. para llegar a Santiago. Se pasa por un puente, "Ponteribeira" sobre el río Ouribio, que tiene una fuente a la izquierda.

SARRIA. Importante villa en el camino gallego. Una vez se entra en el pueblo, el camino continúa subiendo por gran escalinata hacia el casco antiguo. En lo alto, sobre un pre­histórico castro celta. Es un poblado medieval con casas blasonadas, con amplia vista sobre el valle. En la calle Mayor se encuentran los monumentos más importantes de la Villa. "La Iglesia de Santa Marina", de diseño moderno. "La Iglesia del Salvador", del siglo XVIII, de planta románica, una sola nave, herrajes góticos en la puerta. En el tímpano la figura de Cristo Resucitado.

Después "El Hospital de San Antonio", hoy juzgado munici­pal fundado por el Conde de Lomos y protegido por D. Dionís de Castro y Portugal.

En lo alto "La fortaleza del Marques de Sarria", derribada en 1860 y de la que se conserva parte de la muralla del siglo XIV y un torreón. En ella se alojó Inés de Castro, reina de Portugal después de muerta, de quien decían los portugueses - "Tiene mirar suave y trenzas de oro."-

Sarria anteriormente había pertenecido a la casa de Trastámara, siendo después residencia de los Condes de Lemos.

En la bajada está "El Convento de la Magdalena", de los Padres Mercedarios, donde, desde el siglo XVI se acoge a los peregrinos. La Iglesia y el claustro son de estilo gótico Isabelino.

El camino continúa por una calle con motivos jacobeos en el suelo, la cruz de Santiago, la Vieira, el bordón con la calabaza, conduciendo a la pequeña "Capilla de San Lázaro".

En el Códice Calixtino no aparece Sarria, dado que no existía. Fue fundada por el Rey Alfonso IX de León y Galicia, también refundador de La Coruña. "El último Rey Gallego", quien murió en este pueblo al regresar de una vista a Santiago el 23 de septiembre de 1230. Siendo enterrado al lado de su padre Fernando II, en la capilla de las reliquias de la Catedral , en Compostela.

En Sarria nacieron el famoso tallista de imágenes del s. XVII Gregorio Fernandez y Fray Luis de Granada, llamado así por la ciudad donde fueron a vivir sus padres.

Anécdotas:
En la etapa de hoy se han recorrido 41 kms, una marcha a buen ritmo. Curiosamente después de llevar durante toda la larga caminata, al llegar al punto de destino cesa.
A parte de los refugios, algunos peregrinos descansan en el Hotel Roma, cerca de la estación en la salida del pueblo, donde se puede aprovechar para sellar la credencial. En el caso de no poder hacerlo en la parroquia correspondiente, suele realizarse ne algún establecimiento comercial.
Otra forma de peregrinar a Santiago es a caballo. En esta ocasión han salido cuatro peregrinos recorriendo de esta forma "El Camino de Santiago" desde Burgos, aunque necesitan coche de apoyo para llevar el pienso y equipajes. Curiosamente en el día de hoy, los caminantes han realizado los mismos kms. que los caballos. Lo primero es descansar los pies durante algunas horas , si puede ser dormir algo. Hacia el anochecer ver un poco la televisión, están retransmitiendo los juegos Olímpicos de Barcelona y más tarde cenar, los platos típicos de la zona, Empanada, Pulpo estilo feria, alguno Lacón, de postre queso. Antes de acostarse ven el partido final de fútbol entre España y Polonia, 3-2, oro para España que acompaña al otro oro, conseguido ese día 8 de Agosto, F. Cacho en 1500 metros lisos.
En Sarria se celebran ferias los días 6, 20 y 28 de cada mes, donde se venden sus productos más populares, lacones y chorizos.






























5. "CRUCEIROS". Desde Sarria a Palas do Rei.
Anécdotas:
Ha pasado durante toda la noche sin llover, pero al empezar a andar, todavía en plena oscuridad, empieza a lloviznar. A pesar de haber puesto la ropa bajo el colchón sigue húmeda.
Se sienten las agujetas, los pies están cansados, la planta, el tobillo, las pantorrillas. Al empezar a caminar un frío molesta las caderas, pero hay que recorrer 46 kilómetros hasta Palas de Rei donde termina la etapa hoy.

Por Puente Aspera, antiguo puente románico de cuatro arcos armonizando agradablemente con el bucólico paisaje, se sale de Sarria. El Camino de Santiago continúa por una cuesta paralela a una carballeira, "El paraje de Sancti Michaelis" más adelante está la explotación agrícola de "Casa Paredes".

VILEI. Se encuentra en la subida final de la cuesta, un lugar de verdes prados.

BARBADELO. Donde se encuentra uno de los monumentos románicos más importantes del camino gallego, "La Iglesia de Santiago", monumento artístico nacional.

La torre, de tres cuerpos, destaca en el horizonte. Portada de dos arquivoltas, frontón románico con tímpano historiado. Los capiteles representan animales. Está construi­da con granito gallego.

El camino serpentea en un tobogán de subidas y bajadas , por montes y zonas de pastos con ganados, alejado de la carre­tera, con pocas casas, aisladas, predominio de las subidas.
RENTE. En este lugar se encuentra un punto emblemático del camino de Santiago. El mojón de la diputación de Lugo que señala el km. 100. La distancia que falta para llegar a San­tiago. Muchos peregrinos se fotografían en tan señalado sitio.

MERCADO DE SERRA. Descendiendo suavemente hacia el molino de Marzán.

LEIMAN. El camino se orienta hacia el este, pasando por una carballeira, prototipo de los legendarios bosques gallegos, sitios para soñar o pensar en los ancestros, con robles redon­dos y amplios, atravesadas por limpias corredoiras.

El paisaje se suaviza, el camino nos va acercando al destino por la bucólica Galicia de espléndidas vistas, de regatos limpios y verdes prados, fincas limitadas por muros de piedra que recuerdan el pasado Celta, los castros.

PENA. Pequeña aldea cercana a la anterior y a la siguiente.

PERUSCALLO. Con un gigantesco carballo a la salida del pueblo. Cerca se encuentra la Iglesia de Velante. Románico rural.
Galicia es tierra de buenas piedras de granito y de canteros, hay mucho románico, armonizando con el paisaje.

Anécdota:
El camino se aleja de la carretera hasta llegar a Portomarín, discurre por un valle aislado pero muy abierto, bajando hacia la cuenca del río, entre fincas y ganados conducidos por los habitantes de la zona, personas recias de rasgos serios pero de gran humanidad, mostrando en el coloquio su alegre temperamento y, si hay descanso, pronto a ofrecerte -"unha taciña de viño."

CORTIÑAS. Aldea de la parroquia de Viville, que posee iglesia románica.
LAVANDEIRA. Se atraviesa por una agradable carballeira, de buenos robles, sitio muy cuidado. En su extremo, delante de un bonito paisaje, un antiguo colegio, hoy refugio de peregrinos, decorado con motivos jacobeos.

CASAL. Una casa de labranza en la bajada. Desde allí se vuelve a ascender.

BREA. El trayecto discurre hacia un arroyo, entre muros de piedras, subiendo suavemente entre prados.

MORGADE. Es un lugar de verdes prados a ambos lados del cami­no, donde termina el municipio de Sarria empezando el de Paradela.
La vegetación es más abundante. Castaños, grandes árboles de hojas brillantes y aserradas, robles, Tojos, arbusto de pinchos y flores amarillas que se utiliza en las cuadras, es una vegetación propia de las laderas en los montes gallegos.

FERREIROS. En este lugar empiezan a verse las primeras viñas desde que se inicia el tramo del camino en Galicia.

CRUCEIRO. Nombre que evoca a los monumentos de pedra "crucei­ros" que existen en los cruces de caminos de mucho lugares galle­gos.

MIRALLOS. En el camino de Santiago a su paso por Galicia, existen varios cruceiros. Después del de O´Cebreiro, aquí se encuentra el segundo del trayecto.

Mirallos significa "Bellavista". Destaca la iglesia románica de Santa María de Ferreiras, "Que era el lugar de su antiguo emplazamiento, trasladada en 1790. Delante tiene un cementerio con nichos blancos, haciendo resaltar la iglesia.
Su portada es de tres arquivoltas con tímpano Bilobulado, dos aberturas. La nave y el ábside son rectangulares.

PENA. En paisaje de buenos prados. Iglesia románica.

COUTO.

ROZAS. Desde aquí, se sube por una colina hacia el alto de "Pena Do Corvo" que tiene una amplia vista.

MOIMENTOS. El camino baja entre las casas del pueblo.

COTARELO. Aldea de una sola casa, pasando al lado del pajar.

MERCADOIRO. El trayecto discurre por una antigua calzada de la Edad Media. Todavía faltan 95 kms. para Santiago. La gente del lugar anima a los peregrinos con su característica voz alegre y cantarina, con amplia sonrisa, gente muy habladora intere­sándose por los peregrinos.

MOUTRAS. Se atraviesa por una vega muy fértil, donde la gente saluda afectuosa, algunas mujeres llevan cosas sobre la cabe­za, se ven bueyes labrando. A lo largo del trayecto hay hó­rreos para guardar el maíz, lo que le permite secarse y evitar los roedores y humedad.

Anécdota:
El tiempo ha mejorado sensiblemente y ya ha salido el sol. Los caminantes se cruzan con una moza gallega, joven y guapa, colorada como una manzana, acompañada de seis vistosas vacas. Los viajeros hablan con ella y piropean.... a las vacas.
PARROCHA.

VILACHA. Un pueblo agrícola y ganadero, de campesinos acomoda­dos. Se termina el municipio de Paradela. El camino baja recto y empinada hacia el barrio de San Pedro de Portomarín. Desde aquí se observa la perspectiva que nos ofrece Portomarín. Encima del pantano de Belesar. El más importante río gallego, el Miño, deja allí sus aguas. El dique del pantano esta a 40 kms. De aquí, aprovechándose entre otras cosas para mover las turbinas productoras de electricidad.

Se desciende entre árboles, viñas en bancales, mientras se observan en la lejanía las casas blancas de Portomarín, con la iglesia dominante en lo alto, bajando desde lo s 650 metros de altitud, hasta los 325, por un camino descansado.

PORTOMARIN. Antiguamente lo formaban dos barrios, San Pedro a la izquierda y San Nicolás a la derecha. Un puente del siglo II unía ambos pueblos. Siendo destruido por Doña Urraca y el conde de Traba en su lucha contra el esposo de doña Urraca Alfonso Ii el batallador, en 1112.

El puente fue restaurado por Pedro Peregrino el año 1120. "Puente Miña" le llamaba Aimeric Picaud en el siglo XII, de 150 metros de largo y cuatro arcos. En el siglo XV se le conoce con el nombre de "Ponten Marinum".

En 1801 se desbordó el Miño destruyendo parte del puente. En 1830 se construyó otro que se ve sumergido debajo y parale­lo al actual, prestando servicio desde la construcción del embalse, provocando además el traslado del pueblo desde el primitivo emplazamiento a la ladera donde se encuentra actual­mente. El pantano se cruza sobre un moderno, largo y elevado puente. Al final, justo enfrente, el camino continúa por una empinada escalera de 47 peldaños hasta la ermita de nuestra señora de las Nieves. El nuevo pueblo es de reciente construc­ción, conservando en alguna de sus zonas el aspecto medieval del antiguo, del que se trasladaron piedra a piedra los prin­cipales monumentos, quedando bajo las aguas las casas menos importantes.

El monumento principal destaca encima del pueblo, "La Iglesia de San Nicolás", un monumental templo-fortaleza del siglo XIII de la orden de San Juan de Jerusalén, estilo romá­nico de transición.

La portada es de la escuela del maestro Mateo, presentan­do en la levada fachada, un rosetón calado de cinco metros de diámetro. Se remata con dos torreones coronados con hileras de almenas.

La portada es de granito, con tres arquivoltas. En el tímpano , los 24 ancianos del apocalipsis rodeando a Cristo en majestad. En el exterior contrafuertes y ábside semicircular.

El interior de una sola nave es grande, posiblemente decorado por el maestro Mateo.

Otros monumentos trasladados son, "La Iglesia de San Pedro". Enfrente de la anterior en el medio del pueblo. Porta­da de tres arquivoltas del año 1182. También se trasladaron "El Palacio del Conde de la Maza", siglo XVI y "El Palacio de Berbetoros" del siglo XVII produciendo un entorno medieval.

Anécdota:
El domingo de Pascua de Resurrección se celebra en Portomarín "La Fiesta del Aguardiente", reuniéndose "Los caballeros de la orden de la Alquitara". El aguardiente es el producto más famoso de Portomarín. Es un orujo que se extrae del bagazo de la uva, es base de la "Queimada".

Se sale a la izquierda del puente, cruzando por uno de los brazos del pantano a través de una pasarela. Faltan 91 kms. para Santiago. En la etapa de hoy todavía hay que reco­rrer 13 kms. hasta Ventas de Narón y después 15 hasta Palas do Rei, donde finaliza. El camino sigue subiendo por una cuesta bastante pronunciada al lado de un pinar.

CORTAPEZAS. El pueblo tiene iglesia románica. Se pasa delante de una fábrica de ladrillos cerca de la subida. Es una zona sin arbolado, de monte bajo.

TOXIBO.
Anécdota:
Subir y subir cuestas y más cuestas. Hay que aguantar aunque los pies empiezan a sentir los kilómetros de marcha. El tiempo ha mejorado sensiblemente.
Se pasa por un pinar con mucha maleza "Pino Pinaster", un árbol de crecimiento rápido, 10 años, pero que estropea la tierra alrededor produciendo aridez.

GONZAR. El camino se aleja del monte entrando en la carretera. Se observa el tráfico de coches después de la quietud ante­rior. También nos van sobrepasando muchos peregrinos en bici­cleta.

CASTROMAIOR. En una subida recta, pasando por delante de la iglesia románica en el medio del pueblo. Al final un castro celta donde se realizan excavaciones. Desde aquí, una larga vista sobre el valle.
HOSPITAL DA CRUZ. Se le llamó así por el "Hospital de la Cruz" que había para peregrinos. Lugar de cruce de varias carrete­ras.
Anécdotas:
En el bar Novo, muy conocido de los peregrinos que regresan año tras año, se suele realizar el refrigerio. Está atendido por un matrimonio que tiene una preciosa chica muy viva, pero que ha nacido sin el don del oído. Su madre sella la credencial a los caminantes mientras cuenta lo bien que va su hija, la avisa para que salude a un peregrino de años, ella mira en los labios, entiende lo que se le dice y vocaliza bastante bien. Su profesora es de Vitoria. La cuenta en este sito siempre resulta económica. Sol radiante.

VENTAS DE NARON. Aparece en el Códice Calixtino con el nombre de "Sala Regine". Delante de la iglesia un humilde "Cruceiro". El tercero. En el año 820 tuvo aquí lugar una batalla contra los árabes. Se termina el municipio de Portomarín. El trayecto continua por la ladera de una montaña.

PREBISA. Se encuentra en la bajada de la ladera, buena vista y arbolado.

LAMEIROS. El trayecto continúa por lugar sombreado por carba­llos. Un agradable paseo entre castaños hasta donde se encuen­tra el cuarto cruceiro que vemos en la ruta. Un viejo Cruceiro con la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores a un lado y Jesu­cristo en el otro. En su base figuran los instrumentos de la pasión. También se pasa por "La Iglesia de San Marcos", con alto campanario y el escudo de los Traba, la más poderosa familia gallega durante la Edad Media.

LIGONDE A través de corredoiras se llega a este lugar, en el que existió un buen hospital y cementerio de peregrinos, ocupado hoy por un hospital y señalizado por una cruz. Carlos I y Felipe II pararon aquí en su viaje a Santiago. Algunas casas conservan su estilo medieval, una con los escudos de las familias Traba y Ulloa.
El Cruceiro que se ve, es el quinto del trayecto, de estructura moderna tiene alto y delgado fuste.

En un principio los cruceiros fueron utilizados por los celtas para señalar "Cruce de caminos" y decir sus oraciones a los múltiples dioses, mediante un monumento de piedra. La Iglesia católica adquirió esta costumbre pagana colocando en su alto imágenes religiosas.

Toda la zona es un bonito paraje natural, pequeños bos­ques, prados, corredoiras, muros de piedra. Una antigua escue­la se ha convertido en refugio de peregrinos. Siguiendo des­pués por un sendero hacia un puente.

EIREXE. Aldea que significa "Iglesia", proviniéndole de la iglesia con portada románica que hay en el pueblo. En su interior destaca el arco triunfal del altar, descansando sobre semi columnas adosadas.
Se continua pasando delante de un enorme roble, bajando después por un sendero.
Anécdota:
En una casa particular existía un bar hasta hace poco. La dueña de la casa, alrededor de la mesa con su familia, cuenta desde la ventana los motivos por los que ha cerrado. Una desgracia le ha hecho perder la ilusión. El peregrino trata de animarla.

Se termina el municipio de Monterroso.

PORTOS. El camino discurre por una frondosa vega, un lugar de agradable naturaleza. Desviado del campo original está.

VILAR DE DONAS. Se debe visitar "La Iglesia del Salvador" de estilo románico, año 1230 una iglesia grande de recia estruc­tura. La portada es románica, de tres arquivoltas con distin­tos motivos, tres ábsides semicirculares.

En su interior destacan las pinturas en el ábside. Las más importantes pinturas románicas en Galicia, del siglo XIV. Se representa escenas de la Asunción y Bustos de las "Donas", señoras, con tocas y pliegues, entre las que esta doña Vela. En el retablo, de piedra, se representa el milagro del Cebrei­ro. En 1184 se instalaron en este lugar "Los caballeros de la Orden militar de Santiago" a quienes concedió privilegios el Rey de León y Galicia Fernando II , por proteger a los pere­grinos de bandoleros y asaltantes. El monasterio medieval fue lugar de enterramiento, conservándose algunos sarcófagos de caballeros defensores del camino.

LESTEDO. La iglesia del pueblo está dedicada a "Santiago Peregrino". En su día había un hospital de peregrinos, funda­ción de la familia Ulloa.

VALOS. Toda la zona que se pasa es muy ganadera.

MAMURRIA.

BREA. Aldea que significa "Vereda", camina.

AVE NOSTRE.

LAMELAS. Subiendo hacia el alto Do Rosario, en el que se unen camino y carretera.

ROSARIO. Así denominado por ser el lugar donde los peregrinos rezaban el rosario al divisar el pico sacro, monte cercano a Compostela, sintiendo que la peregrinación se acababa. Pero todavía faltan 64,6 kms. para Santiago.
Anécdota:
El pico Sacro era un monte sagrado para los Celtas y Rozar diciendo - "Pico Sacro, Pico Sacro, líbrame del mal que traigo."- dejando caer un trozo de pan al suelo, ofreciéndoselo al Sol los Celtas y los romanos a Júpiter.

CASAS REVOLTAS. Bajando recto, se pasa por delante de un campo de fútbol, piscinas y polideportivo de baloncesto. Los tejados de las casas cambian de la negra pizarra al rojizo de la teja, contrastando con el verdor de la naturaleza.

PALAS DO REI. Llamado en el Códice Calixtinus "Pallatium Regis" por localizarse en el lugar el palacio del Rey Witiza, rival al poder del padre del rey Asturiano Don Rodrigo y a este mismo.
El principal monumento es "La Iglesia Parroquial de San Tirso". Románica del siglo XII en la portada destacan las dos arquivoltas que descansan sobre capiteles de hojas.
Anécdotas:
La credencial se sella en la casa del Párroco, D. Manuel Frailde, un buen anfitrión. Atiende al peregrino, que tiene que subir dos pisos hasta el salón de su casa, interesándose por él, prestándole un libro de firmas para que escriba su impresión del camino. Comenta de la vista del Conselleiro de Cultura de la Xunta, del Cardenal Suquía y otros peregrinos ilustres.
Curiosamente, el peregrino que realiza el camino por "onceava" vez es la primera vez que coincide con él. Seguramente el párroco estaría celebrando, teniendo que sellar la identidad en el Cuartel de la Guardia Civil.

En el centro del pueblo, una fuente representa el monu­mento al peregrino.
Según Aimeric Pinaud, aquí se termina la etapa nº 12, empezando la decimotercera y última, de 64kms. hasta Santiago, aunque la etapa durase varios días. Los peregrinos se reunían en el "Campo dos Romeiros" para seguir juntos hasta Santiago.
El municipio de Palas Do Rei discurre entre los ríos Miño y Ulla, es comarca agrícola y ganadera, de valles fértiles y riqueza forestal de rápido crecimiento. En la zona se une el camino del Norte, continuando juntos hasta Santiago. Es buena comarca en Casonas, Pazos Medievales y Castillos.
Anécdotas:
Independientemente del nuevo refugio construido, al final del pueblo hay un buen lugar para descansar, "Ponterroxán", costando trabajo recorrer ese último kilómetro para llegar allí. El posadero pregunta de donde venimos, se sorprende al conocer que se han recorrido 46 kms.
Los jinetes también han llegado al mismo sitio, les dicen que los caballos están cansados. -"Igual que nosotros".- Responden.
Se descansan los pies después de la agotadora etapa , los tobillos y empeine están cargados, hinchados, se les aplica un aerosol. Mientras, el posadero les sella la Credencial, y les cuenta,- "Muchos peregrinos al llegar dicen que están apenados porque se termina el Camino. Será por la mujer que les espera en casa."- Les dice guasón.














6. LOS PAZOS DE ULLOA. Desde Palas Do Rei a Arzúa.
Anécdota:
Muy de mañana los peregrinos se aplican Crema de Saltratos Rodey en los pies. Estos empiezan a doler nada más salir, es como si unas agujas les pinchasen por los lados, como si de desparramara la planta, como si se abrieran. Los tobillos están hinchados, una rodilla duele, los pies tiene ampollas debajo de los dedos, duele el empeine, una uña se va a poner negra, es lo más común de las quejas, pero los peregrinos se agarran por la mañana al bordón, como un punto de apoyo para aliviar el pie, como un remo, apoyando el peso del cuerpo encima, sobre todo en las cuestas abajo, y se sufre por el camino.

ALDEA DE RIBA. Se encuentra pasando el río Roxán.

GAIOLA DE RIBA. La ruta se aparta de la carretera, llegando a un pintoresco paisaje, una bonita laguna entre gran vegeta­ción, un hermoso lugar entre sombras que tiene que hacer las delicias para el descanso del que llegue aquí con el Sol a plomo.
El trayecto continúa por un sendero dificultoso, subiendo a través de una carballeira hasta el alto, desde donde se divisa el río Pambre. Se empieza a bajar.

SAN XULIAN DO CAMIÑO. Debe su nombre al estar en el camino y a "La Iglesia de San Xulián". Siglo XII, con ábside románico. Frente a la iglesia hay un "canastro", similar a un hórreo para guardar maíz, pero construido con gruesos mimbres, como un enorme cestón elevado y redondo. En el pueblo está el sexto cruceiro desde O´Cebreiro.
Desviado del camino está el famoso.

PAZO DE ULLOA. Es el lugar donde la escritora coruñesa Emilia Pardo Bazán hace discurrir su famosa novela.

PALLOTA. En el descenso hacia la cuenca del Pambre.

OUTEIRO DA PONTE. Puente ruinoso sobre el río Pambre.

PONTECAMPAÑA. Se va subiendo por un antiguo trayecto bajo sombras de robles. Cerca pasa otro de los grandes ríos galle­gos, el Ulla. Desde aquí, por un difícil acceso, se encuentra, EL CASTILLO DE PAMBRE. La gran desconocida fortaleza. Llamada así por el río que la rodea. Se le llama también "Fortaleza de Felpós", siendo construida en el siglo XIV por Ozores de Ulloa.
En sus cercanías se dieron luchas entre los señores feuda­les, el Rey, el Obispo y el Pueblo. Propiedad de Sánchez Ulloa, cuyos hombres atacaban y robaban a los peregrinos refugiándose en el Castillo. El año 1321 el arzobispo Beren­guel de Landoira derrotó a Ulloa. Fue la única fortaleza medie­val que quedó en pie después de la guerra de los Irmandiños, durante la que se destruyeron, 130 castillos en toda Galicia. La fotaleza representaba el símbolo de opresión de los señores feudales sobre el pueblo, tenían que pagar impuestos por nacer, por morir e ir a la guerra. Donde ejercían el derecho de Pernada, acostándose con las doncellas del territorio. La estructura del Castillo de Pambre es cuadrada, con cuatro torreones, y la torre del homenaje en el centro.
Algún paraje por los que se pasa, cruza aldeas parecidas a como estaban en la edad Media, cuando vieron pasar por sus puertas a los indómitos condes gallegos, como el Gordo Conde de Altamira, el conde de Lemos, Ulloa, el conde de Monterrey, o el conde de Camiña "Pedro Madruga", bravo personaje gallego con la fuerza y el arranque para ser lider.




CASANOVA. Se continúa subiendo por trayecto de robles, hasta lo alto, donde está una gran carballeira. Después se descien­de.

PORTO DE BOIS. En esta localidad tuvo lugar la batalla entre los partidarios de Enrique de Trastámara y los de Pedro I el Cruel, representados los segundo por Fernando de Castro, conde de Lemos, quien marcha de castilla muriendo en el exilio en 1376. En el pueblo hay una casa con el escudo de los Varela. El terreno es ascendente.

CAMPANILLA. Lugar donde se ven los primeros eucaliptos desde que se entra en Galicia. Son árboles oriundos de Australia, altos, de hojas olerosas y medicinales, pero que desertizan el terreno sobre el que se plantan, son las mal llamadas explota­ciones racionales de recursos.

COUTO. En el alto termina el municipio de Palas do Rei y la provincia de Lugo.

PROVINCIA DE LA CORUÑA.

CORNIXA. Está en el límite de provincias, donde el camino se junta un momento con la carretera, apartándose después por un paraje menos montañoso, llano y amplio.
Anécdota:
En las casas de la izquierda hay una pequeña tienda-bar, donde algunos peregrinos paran a desayunar. Un perro pequeño , muy vivo, pequinés, corre hacia los peregrinos muy contento. La dueña del bar le llama - "Tobi"- pero a Tobi le gusta hacer gracias con los peregrinos buscando caricias.
Sin embargo al preguntar donde está el cuarto de baño dice que no tiene. Da la impresión que no quiere dejar utilizarlo a los peregrinos.


Se ha entrado en la provincia de La Coruña, donde los historiadores griegos y romanos situaban el fin de la Tierra, "Finisterrae". Lugar en que se localizaba el gran puerto de los Ártabros, una de las tribus celtas, con el "Magnus Portus Artabrorum", hoy bahía de A Coruña, y la ciudad de Brigantia, actual A Coruña.

Los antiguos situaban allí el faro romano del siglo II, construido en época del emperador Trajano, sobre las ruinas de otro más antiguo fenicio. Hasta allí llegó en el año 60 a.d.C. Julio Cesar con doscientas naves, pero eso pertenece a otra historia.

LEBOREIRO. El camino discurre por una antigua calzada romana, de losas muy bien cuidadas, que iba desde Astorga a Iria Flavia es el primitivo lugar por donde transcurría el camino de las estrellas, hasta Leboreiro. Llamado en el Códice Calix­tino "Campus Leporarius", campo de liebres, por las numerosas que había en la zona. Un pueblo medieval muy bien cuidado. "Iglesia de Santa María" de estilo románico de transición, portada de dos arquivoltas en la que destaca el tímpano, con la imagen de la virgen sentada con el niño. Como es la imagen principal es de mayor tamaño que las demás. Está entre dos ángeles. El interior es de una sola nave. El atrio de la entrada está protegido por un muro redondo. Enfrente está la casa blasonada antigua propiedad de la familia Ulloa, que hasta 1811 fue hospital de peregrinos. También se ve el sépti­mo cruceiro del trayecto.
Anécdota:
El camino de Santiago en su discurrir por la Provincia de La Coruña, está muy bien señalizado. Altos mojones de cemento con la concha del peregrino en lo alto, una flecha indicativa del rumbo, y los kilómetros que faltan hasta Santiago. El suelo está muy bien cuidado, se han abierto pistas al lado de la carretera, se han arreglado las mesetas, plantado chopos, pistas en el monte, en varios tramos se ha apelmazado la tierra, eliminado maleza, arreglado caminos paralelos a la carretera por la que se transita en muy pocas ocasiones. Se han habilitado nuevos refugios para peregrinos sobre todo en antiguas escuelas. Los desvíos están bien señalizados, hay mojones cada kilómetro, una gran labor realizada con apoyo de la Diputación de La Coruña.



DISCABO. Se baja hacia el río seco por una calzada de piedra estilo losas romanas, pasando por un puente alomado. Después se continúa bajando hacia un agujero muy bajo por un cuesta muy empinada, descendiendo los peregrinos apoyándose en el bordón un camino profundo con sombras y mucha vegetación acercándose hacia el río Furelos.


FURELOS. Se atraviesa un sorprendente puente románico, único paso de la zona hasta 1862. Puente arqueado con cuatro arcos de medio punto, de la Edad Media, pero restaurado en 1984. Está en una hondonada, disfrutando desde el puente de buen paisaje.
A la derecha está "La Iglesia románica de San Juan", kilómetro 50,8, pasando después por una calzada medieval.

MELIDE. Pueblo de origen romano, repoblado por el rey Alfonso IX de León y Galicia, es el centro geográfico de Galicia. Zona agrícola y ganadera.
Melide tuvo importancia en el siglo XIV como lugar de descanso de peregrinos, es comarca abundante en Castros Cel­tas, se han clasificado 50, uno en la ciudad, y Mámoas, un enterramiento antiguo. Se puede visitar su museo etnográfico "A Terra de Melide", presentando la historia de la comarca y su arqueología.
En este lugar, Suarez de Deza entregó las llaves de los castillos de la Mitra Compostelana al nuevo arzobispo Beren­guel de Landoira, excepto el de la fortaleza de la Catedral de Santiago que retuvo. Después de muchas peripecias, el arzobis­po ordenó matar al noble Suarez de Deza, partidario de los burgueses enfrentados al poder feudal del arzobispo, en el castillo de la Rocha cerca de Santiago.
El recorrido por Melide discurre por el campo de San Roque, donde se admira "La Iglesia de San Pedro", con bella portada románica, con tres arquivoltas, muy conseguida. A su lado el octavo cruceiro del recorrido. Según Alfonso R. Caste­lao es del siglo XIV, el más antiguo de Galicia. Representa a Cristo en Majestad en un lado y Cristo en la cruz en el otro.
Un poco más adelante se encuentra "La Iglesia de Sancti Spiritus", perteneciente al hospital que existía al lado en el año 1375. Es románica de transición, siglo XIV.
Ya en el centro de la ciudad están "La Capilla del Car­men", el cementerio y el Ayuntamiento, antiguo "Pazo de Cor­beira", con buena fachada de granito, a su lado capilla barro­ca del XVIII.

Anécdota:
La credencial se sella en el Ayuntamiento, donde está el sello de la parroquia, otros peregrinos lo hacen en "Estilo" un buen sitio para descansar y tomar un refrigerio.
Cada grupo de peregrinos realiza el horario que más le conviene, algunos empiezan tarde para llegar al anochecer, no coincidiendo entre los grupos, sin embargo les pesan los caballos, van al paso, componen una elegante estampa por las calles. Destaca su imponente alzada, nobles, limpias, el pardo se lleva la admiración de los transeuntes.
Las feries de Melide son famosas por su pulpo, pan y queso. En su fértil comarca aumenta la ganadería, construcción y estudiantes universitarios.







La etapa de hoy termina en Arzúa, faltando hasta Santiago 50 kms. El recorrido continúa hacia la salida del pueblo, por el barrio de Santa María de Melide, destaca "La Iglesia de Santa María", del siglo XII, totalmente románica con testero semicircular. En su interior, de una sola nave rectangular, se admiran las pinturas del ábside, siglo XV, representando a la Santísima Trinidad rodeada de ángeles y varios apóstoles, entre los que se encuentra Santiago. Los capiteles de las columnas son historiados. En el exterior un muro protege todo el recinto, delimitado por cuatro cipreses.
Al lado del noveno cruceiro que nos encontramos en le camino, descendiendo después hacia el arroyo de San Lorenzo, para volver a subir.

CARBALLAL. El paisaje y el terreno se ha suavizado, cambia el arbolado, ahora se ven bosques de pinos y eucaliptos de explo­tación rápida, no tiene nada que ver con las maravillosas carballeiras. Más adelante termina el municipio de Melide.

Anécdota:
Los peregrinos van charlando entre sí, uno recuerda el pasaje de la Peregrinación que realizó a Santiago el Duque de Aquitania, Guillermo X, el año 1137. En el "Romance de Don Gaiferos de Mormaltán", el pueblo al verlo pasar tan mal parado, le recita estas estrofas:
¿A onde irá meu romeiro?
Meu romeiro a onde irá
Camiño de Compostela
Non sei si alí chegará.
El duque de Aquitania muere al pie del Altar Mayor de la Catedral. Los peregrinos van algo fastidiados de los pies, pero no es momento de desfallecer y se animan, continuando.




PONTE DE PENAS. Se avanza por una zona de muy pocas casas, en medio de bosques de pinos y eucaliptos.

RAIDO. Un lugar aislado, por buen camino muy sombreado por los árboles de los lados.

PARABISPO. Zona también aislada pero con buen camino entre árboles.

BOENTE. Desde Melide, es el único pueblo algo grande por el que se pasa. Tiene dos barrios de Baixo y de Riba. En el centro del pueblo una fuente donde se refrescan los peregri­nos, otros continúan a uno de los bares, el otro que figuraba en el plano, ha cerrado. Se baja entre las casas del pueblo, por donde pasaba la calzada romana Lugo-Iria Flavia, descen­diendo hacia la cuenca del río Boente por cuesta pronunciada.

POMALIÑO. La ruta ha ido ascendiendo hacia la carretera.

CASTAÑEDA. Aimeric Picaud situaba en este lugar los hornos de cal utilizados en el construcción de la catedral de Santiago, dado que no la había en los alrededores de Compostela, los peregrinos la trasladaban desde Triacastela.
El valle es extenso y fértil, con varios pazos y buenas casas de labranza.

PEDRIDO. Encontramos esta aldea en la bajada hacia el valle.

RÍO. Está en el valle, continuamos por un espeso bosque de eucaliptos.
Anécdota. En determinado momento de la bajada a través del bosque, el Camino de Santiago queda cortado por una nueva carretera hacia Arzúa, a nivel mas bajo que el camino, hay que bajar por unas escaleras de madera con barandilla, provisionales , muy empinadas, cruzar la carretera y volver a subir por otras escaleras de madera, muy estrechas, la mochila apenas pasa, atravesar la ancha carretera es un peligro por la alta velocidad de los numerosos coches que pasan, el sonido y la rapidez de la mal llamada civilización nos despierta de la placidez, del silencio del camino y de la concentración. El ministro de transportes, peregrino también en Compostela, hizo promesa de mandar construir una pasarela.
Descendemos por el umbrío y solitario bosque, de agradable paisaje, hacia el río Iso.

RIBADISO. Lugar de bella estampa, puente románico alomado, del siglo XII, sobre el río Iso, la primera casa a la derecha ha sido hospital de peregrinos, “Ribadiso da ponte”, financiado por la cofradía de plateros de Compostela. El pueblo tiene tres barrios: de arriba, de abaixo y carretera.

Anécdota.

El camino discurre a través de las casas del pueblo, está enlosado, como si fuese una calzada, propia de los romanos, en una casa de planta baja vemos a una señora que en su cocina está friendo pimientos de Padrón, el olor es apetitoso, uno de los peregrinos para y le pide un vaso de agua, la señora mira para atrás y dice:”nena, trae un cubo de agua del pozo”, al poco rato aparece la nena, es una rapaza alta y minifaldera, el peregrino descansa sentado en el escalón de entrada a la casa, mientras le acerca un cazo con agua,-“Dios te lo pague, nena”-ella sonríe abiertamente y el peregrino sigue su camino subiendo `por fuerte pendiente hacia la carretera.

Faltan dos kilómetros para llegar a Arzúa, los coches pasan raudos, por la carretera hacia la gasolinera, hacia el Hotel Refugio, hacia el centro del pueblo. Hacia la mal llamada civilización.



ARZÚA. Es el último pueblo grande en el camino antes de entrar en Compostela, aparece en el Códice Calixtino como Vilanova,. Su monumento mas importante es la Iglesia de la Magdalena que tiene una portada del siglo XIV que perteneció al convento de los Agustinos, antiguo hospital de peregrinos, un poco mas adelante la casa rectoral y enfrente la iglesia parroquial de Arzúa, dedicada a Santiago, en su espadaña le falta la campana. En el centro del pueblo hay una gran plaza arbolada, con las esculturas de un peregrino y la lechera.

Anécdota.
La credencial se sella en la rectoral, pero últimamente el párroco ha dejado el sello en el bajo, en una tienda de ropa, donde nos estampan el sello “Parroquia de Arzúa y unido Lema”.Lema fue antigua capital de la comarca, pero la destruyó un terremoto.
Además del albergue, algunos peregrinos descansan en O´Refugio, hostal de carretera a la entrada del pueblo, muy bien puesto, con TV en la habitación y buen comedor, el peregrino se acuerda de los pimientos de Padrón y pide una ración.

Los peregrinos ya no están dispuestos por hoy a dar un paso mas, y para ir al pueblo, piden un taxi, no le quieren regalar al camino las caminatas de ida y vuelta.
Arzúa es un pueblo pujante centro de comarca, tiene ferias agrícolas y ganaderas los días 8 y 22 de cada mes, en Marzo celebra una importante feria ganadera, de arreos de caballo y artesanía del cuero, el primer domingo de Marzo, es además “a festa do queixo”. El queso de tetilla y el pan son sus productos mas importantes. Es un pueblo moderno, en crecimiento, con conservatorio y banda de música, en los alrededores hay varios grandes pazos.





7. MONTE DO GOZO. Desde Arzúa a Santiago.
Anécdota:
Muy de mañana salen los peregrinos al camino con gran ánimo, la primera impresión es que las piernas pesan mas, pero es la sensación por estar en frío, después de unos kilómetros todo vuelve a ser lo mismo.
Sin embargo el hecho significativo es que con esta etapa se concluye el Camino de Santiago, hay que recorrer 36 Kms. , es la etapa de Compostela.
Salimos de Arzúa por la Calle Carmen hacia la fuente de los franceses.
AS BARROSAS. Bajamos hacia un arroyo por bonito paraje, la aldea está en el medio de una carballeira.

RAÍDO. Aquí vemos el décimo cruceiro en el trayecto, descendemos hacia el río Marrabaldos y el molino de los franceses, después empieza otra subida.

FONDEVILA.

CORTOBE.

PEREIRIÑA. Estamos cerca de Ponteladrón, que ya no existe, lugar donde se atracaba a los peregrinos, continuamos subiendo por un frondoso bosque de robles, pinos y eucaliptos.

TAVERNAVELLA.

CALZADA. Nombre que procede de una antigua calzada romana, utilizada por los peregrinos, aquí termina el municipio de Arzúa.
Estamos en un atractivo trayecto para andar, vista de agradable vegetación, muchos árboles, entre prados, huertas, en un continuo tobogán de valles y montañas.
Anécdota:
El tiempo ha mejorado mucho, luce un espléndido día de sol, las piernas se mueven por inercia hacia delante, el día ayuda mucho , en la mente de cada uno bulle la idea de llegar, de ir distribuyendo las malparadas fuerzas, de reservar alguna energía para los últimos kilómetros, pero el poder de resistencia está mas en la mente que en los pies.
El aire huele a hierba cortada y almacenada, a silo, tapada con plásticos para que fermente, alimento de vacas lecheras, pero con un olor desagradable.
Ahora les van pasando a otros grupos de peregrinos, unos descansan, otros pasan presurosos después del descanso, pero ellos no paran, siguen con su fuerte marcha atravesando la campiña Gallega, paraje para contemplarlo, para detenerse, pero no es posible.
El camino está muy bien señalizado con altos mojones que van indicando los kilómetros que faltan para Santiago y un a flecha con la dirección a seguir, tiene en lo alto una vieira encofrada, símbolo del peregrino.

CALLE. La ruta prosigue por un lugar de agradable paseo, a la orilla del bosque bajando hacia el río Langüello, muy cerca de la iglesia de Ferreiros.

BOAVISTA. Tal como su nombre nos quiere indicar, es un lugar pintoresco, de “bellavista”, un lugar de la Galicia de siempre, de la Galicia del campo, en medio de un bosque muy “enxebre”.

ALTO. Estamos en una pequeña aldea, al pasar los parroquianos nos van diciendo,”ánimo, ya falta poco”.

SALCEDA. El camino vuelve a ser ascendente.

XEN. Se encuentra en una colina de 400 metros de altitud, desde allí empieza la bajada.
Anécdota:
La marcha es fuerte y el esfuerzo es grande, pero poco a poco van restando números a la cifra que puntualmente nos van señalando los mojones en cada kilómetro.
La mente va admitiendo que van a llegar, costará esfuerzo estos últimos kilómetros pero se llegará, el bordón es el tercer pie del peregrino, bastón de apoyo, báculo, y en caso de apuro, defensa contra los perros sueltos que salen al encuentro, impagable ayuda para apoyarse, para liberar un poco a los pies del peso del cuerpo, uno de los viajeros, a la menor oportunidad de paro, coloca los pies en alto para relajar los tobillos.

RAS. Aquí se cruzan carretera y camino.

BREA. Es un lugar muy abierto con buenas tierras de pastos, vamos algunos pilones colectivos con señoras lavando la ropa.

RABINA. Pasamos alrededor de buenos parados de pasto.

EMPALME. Estamos en la carretera general, es un pueblo de casas nuevas, está desviado cien metros del camino, en pleno alto de Santa Irene.

Anécdota:
Los caminantes entran en la elegante cafetería, la única que hemos encontrado en todo el viaje, fuera de los pueblos importantes, el dueño saluda a los peregrinos que ya conoce de otros años, vale la pena descansar allí un buen rato, en un hermoso tresillo, uno de los peregrinos se estira ”cuan largo es”, mientras la clientela sigue con sus mundanas charlas de todos los días, conversación de compras, negocios y demás cosas mundanas, civilizadas, que los peregrinos a fuer de hacer kilómetros, no tenían presente: todos los clientes desayunan y hablan a la vez, en una trepidante charla atropellada, lejos de los silencios reflexivos que traen los peregrinos, que se marchan buscando otra vez la paz del camino.

SANTA IRENE. El mojón señala que faltan todavía veinte kilómetros hasta la tumba del Apóstol peregrino, cerca está la capilla de Sta. Irene, en un agradable paisaje arbolado.

RÚA. Discurre el viaje por un pinar, camino abierto en el bosque, de tierra firme, pisada, bajo la sombra que proporcionan los árboles laterales, un entorno natural y refrescante, en un trayecto hacia abajo, el terminar el aislado bosque, desembocamos frente al pueblo, de buenas casas de labranza, en un valle con una tierra fértil sobre el que actuó la concentración parcelaria.

BURGO. La ruta continua subiendo a lo largo de un bosque de eucaliptos, se respira el agradable aroma de sus muchos árboles por un buen camino, en un brillante día de sol.

Anécdota:
Los peregrinos animan su jornada hablando de sus vivencias anteriores, el veterano cuenta sus peripecias a bordo del “Cabo San Roque”, trasatlántico famoso de la compañía Ibarra, cuando en plena guerra mundial realizaba escala en Buenos Aires, muchos emigrantes conocen de sus idas y venidas este barco.

ARCA. El pueblo mas importante del rico municipio de O´Pino, el camino pasa actualmente bordeando el colegio y un campo de fútbol.

SAN ANTÓN. Al pueblo llegamos atravesando un bosque por una hermosa ruta muy cuidada, arreglada últimamente ensanchando el camino original, eliminando parte de la maleza por los lados, hasta el ameno valle, muy verde, no tocando para nada la carretera, es una Galicia de espeso arbolado, la madera, junto a la ganadería, son el principal producto del municipio de O´Pino, que por su proximidad a Compostela, su vegetación,. Paisaje verde, y características ambientales, podría ser un futuro una zona residencial.
Los habitantes de la zona, desde siempre muy integrados con la peregrinación, saludan muy afectuosos a los peregrinos.

AMENAL. Otra vez el camino está cruzado por la carretera general, perdiendo toda su esencia, si quietud y paz, faltan ya 14,5 kilómetros para llegar a Santiago, y el ruido de los automóviles es intenso, después de andar los últimos kilómetros entre bosques el ruido es mas fuerte de lo que se piensa.

Anécdota:
A la izquierda de la carretera hay una taberna pequeña muy sucia, llena de cachivaches antiguos y rotos, estanterías vacías, productos para vender con las cajas sucia, telarañas, tira de papel cazamoscas, por su proximidad al aeropuerto, uno de los peregrinos le llama “la taberna del Aeropuerto Internacional”, la propietaria, una señora mayor, cuenta la operación de cadera que ha tenido, un médico particular le pedía millón y medio de pesetas, la seguridad social , seis meses para operarla, al final, encontró una buena clínica con un precio ajustado.

Los automóviles parece que van mas rápido que nunca, a toda velocidad, siempre con prisas, el ruido vuelve a llamar la atención de los peregrinos.
Enseguida la ruta se aparta de la carretera siguiendo por una empinadísima cuesta hacia Cimadevila, en lo alto hay que realizar un desvío hacia la carretera, ya que el camino original fue cortado por la pista del aeropuerto de Labacolla. Termina el municipio de O´Pino y empieza el doceavo municipio, el de Santiago de Compostela, el último tramo del Camino Gallego.

Anécdota:
Los peregrinos dan la vuelta por la carretera, a todo el fondo de la pista de aterrizaje, mientras otros se paran y se sientan en sus enormes mochilas, con sacos de dormir incorporados, grupos de chicos y chicas que se van esperando, alguno que se adelanta, al final tiene que esperar los rezagados, pero nuestro grupo sigue su imparable marcha, por una estrecha cuneta la borde de la carretera, las zarzas la hacen intransitable, es mas llevadero transitar por la carretera, cosa que hacen la mayoría de los peregrinos, al fondo ven una “pulpeira”, pero al llegar, con los dientes afilados, llevan la desagradable sorpresa de que es el día de descanso, cabizbajos continúan el camino sin poder tomar un refrigerio.

LABACOLLA. Figura citado en el Códice Calixtinus con el nombre de “lavaméntula”, por ser el sitio donde los peregrinos se lavaban y adecentaban en el río que por aquí pasa, llamado ahora el río Labacolla. Atravesamos el pueblo bajando hacia la iglesia, de fachada barroca, con el onceavo cruceiro que nos encontramos en el camino, es una amplia plaza con un palco para orquestas o discursos. Nos quedan solo nueve kilómetros para entrar en la Catedral.

Anécdota:
El nombre procede de cómo le llamaban anteriormente los habitantes de la zona, en galego, al ver a los peregrinos lavándose sus partes íntimas:”lavacollons”
La credencial la sella el cura en su casa, que tiene un alto y largo muro exterior, los peregrinos llaman a la puerta, unas vecinas les informan que no está ni el cura ni su sobrina, entonces paran en la carretera y sellan la credencial en el bar O´Camionero, es el penúltimo sello.

SAN MARCOS. Es el siguiente pueblo mas adelante en esta carretera con casas seguidas a los lados diferenciándose los pueblos por los rótulos al comienzo del mismo. Está al pie del monte Monxoi, “Monjoie” le llamaban los franceses, es el famoso MONTE DO GOZO, llamado por Aimeric Picaud “Mons Gaudii”.

Dejamos la carretera a la izquierda y empezamos a subir las empinadas cuestas del monte, que según la tradición, el tramo final debía realizarse corriendo, para conocer quien había llegado primero, y al primer peregrino de cada grupo, se le daba el título de “rey de la expedición”, muchos de los apellidos “rey” en Europa, proceden de este hecho. Todos los peregrinos conocen que desde aquí, en lo alto, se divisan por primera vez, las torres de la Catedral y Santiago.

La colina está a 365 metros de altitud, en la cima hay una pequeña carballeira rodeada por un muro y la Ermita de San Marcos, la Historia Compostelana señala que en el año 1105, el arzobispo Gelmirez construyó en aquel lugar la Iglesia de la Santa Cruz.En el año 1228 había en ese lugar una cruz de terminación de peregrinación. Este sitio tiene importancia desde siempre, lugar emotivo del camino donde los peregrinos rezaban y daban las gracias por llegar.

En 1989, el Papa Juan Pablo II celebró en el Monte do Gozo, un encuentro con mas de 500000 jóvenes llegados de todas partes del mundo, un monolito delante de la capilla, conmemora la segunda visita que hacía el Romano Pontífice a Compostela.

Anécdota:
Desde encima del murete se contempla bien la ciudad de Santiago, los peregrinos otean el horizonte buscando las torres de la catedral y así cumplir la tradición, pero hoy el sol ha formado una neblina en la lejanía y no las permite ver.
Están contentos, ya se ven en la catedral dándole el abrazo al Apóstol. Gozan de la contemplación de la ciudad de Santiago, satisfechos y cansados, alguno se tumba un rato en la carballeira, con los pies en alto, siendo imitado por otros peregrinos extranjeros, lugar ideal para el descanso físico y mental, son días de mucho pensar.

En la ladera del monte, la Xunta de Galicia, ha preparado grandes explanadas con barracones para acoger al enorme número de peregrinos que llegan cada verano, y mas si es Año Santo, pero el entorno natural ha sufrido con las construcciones, ha perdido su singularidad.

Volvemos a la carretera, solo nos quedan cuatro kilómetros para entrar en la ciudad, ahora el tráfico vuelve a ser muy intenso, por el aeropuerto cercano y la salida de la autopista, sin embargo el bordón golpea las piedras con mucho mas ritmo, parece que repica de alegría.

SAN LÁZARO. Es el último pueblo hasta la ciudad, lleva el nombre de una capilla a él dedicada, solo faltan 2,5 kilómetros.
Anécdota:
Los pies van mas ágiles al ver cercana la meta, el ánimo es muy grande, consideran que el esfuerzo ha valido la pena, atrás quedan kilómetros y kilómetros de esfuerzo físico y mental, de lucha, de sufrimiento, esto se compensará entrando por la puerta de la Catedral, en Año Santo por la Puerta Santa, visitando la tumba del Apóstol peregrino, y abrazando su imagen del Altar Mayor, cada uno saca su propia reflexión, piensan en el Apóstol, al que ofrecerán el esfuerzo de esta etapa, por las intenciones del Papa, por el fin de las guerras, por la familia.

SANTIAGO DE COMPOSTELA. El recorrido por la ciudad transcurre por un itinerario establecido que señala el Camino de Santiago en Compostela.

Empieza en la Calle de los Concheiros, llamada así en honor del gremio medieval artesano que vendían las vieiras, conchas, para los peregrinos. Continua por la Rúa de San Pedro, típica calle compostelana de casas estrechas y bajas, aspecto de la Edad Media, luego zona de modistas. Pasamos por la Iglesia de San Pedro de Afora, con un cruceiro delante, el número doce del camino. La calle desemboca en la “puerta del Camino”, Aimeric Picaud citaba la Puerta del Camino con el nombre de “Puerta Francígena”,el introitus, entrada al recinto amurallado de Santiago, una de las ocho puertas de entrada a la ciudad durante la Edad Media, lugar donde se entregaban las llaves de la ciudad al señor feudal, el nuevo Arzobispo.

Delante de la puerta, hacia el Convento de Santo Domingo, vemos el cruceiro número trece. El Códice Calixtinus se refiere a Compostela –“Es la mas feliz y excelsa ciudad de España, con la tumba del Apóstol, su arte, su encanto”. El Camino continúa por la calle Casas Reales, así conocida porque se hospedaron doña Juana y Felipe el Hermoso. En la calle de la izquierda, está la Iglesia de Santa María del Camino, después la Iglesia de las Ánimas, en la plaza de las Ánimas, presenta una gran facha neoclásica de altas columnas y en el frontón, un grupo con las ánimas del purgatorio.

Pasamos seguido a la plaza de Cervantes, anteriormente llamada del pan y del Campo, vemos en el centro de la misma, la fuente de Cervantes, con un busto del literato en el fuste de la columna, bajamos desde allí, por la calle Azabachería, que como su nombre indica, fue en su tiempo lugar de residencia y de las tiendas de los artesanos del azabache, un carbón fosilizado, utilizado para componer figuras en los talleres de esta calle.

A la derecha, está la calle de la Troya, y la Casa de la Troya, una pensión estudiantil antigua, famosa por el libro y la película del mismo título.
Siguiendo la azabachería, el Camino entra ahora en la Vía Sacra, bello rincón de piedra, reducto de la monumentalidad santiaguesa, barroco, hasta la Iglesia de San Paio. En la esquina derecha está la Casa de la Parra, y a la izquierda, el largo muro de piedra del Convento de san Paio.

Los peregrinos paran delante del bello rincón, se apoyan en el bordón, mientras su vista contempla el final del Camino, la Puerta Santa, acaban de llegar a su meta, la puerta de entrada a la Catedral de Compostela.

Pasan la mirada sobre la gran extensión de la piedra, granito liso, de la enorme Plaza de la Quintana, quietud y silencio, enfrente la fachada este de la catedral con la Puerta Santa, el Pórtico Real, la Torre de las Campanas, a la izquierda el Convento de San Paio, en el sur la Casa de la Conga, en el norte la Casa de la Parra, bajan las escaleras de la Quintana, el sol calienta la plaza, hace olvidar los días de lluvia, el frío y las nieblas de las montañas, entramos por la Puerta Santa, donde el Apóstol en lo alto, espera la llegada de los peregrinos con un discípulo a cada lado.

Cuando no es año santo, el itinerario continúa desde la Azabachería hasta la Plaza de la Inmaculada, anteriormente llamada del Paraíso, plaza que Aimeric Picaud describe con los cambistas de moneda, los mercaderes, hosteleros, y otros gremios esperaban delante de la puerta norte de la catedral la llegada de los peregrinos, hoy solo existen pequeñas tiendas de recuerdos. La entrada a la Catedral es por la fachada de la Azabachería.

LA CATEDRAL DE SANTIAGO.
Los peregrinos entran en la catedral tal como llegan, con la mochila y el bordón, las pupilas se van adaptando a la poca luz interior de la enorme catedral románica de la cristiandad, mientras empiezan a distinguir el interior, las tres esbeltas naves con 42 pilares, 116 arcos y mas de 1000 capiteles.

Se baja a la cripta, en el arca de plata están los huesos del Apóstol Sant-Iago, Iacobus en hebreo, y sus discípulos, momento para decirle algo al Apóstol peregrino.
Por el lateral derecho de la girola, suben a darle un abrazo a la imagen de Santiago del altar mayor, un abrazo de saludo, después encienden una vela en el lugar de las ofrendas, imagen de Santiago matamoros, luego se acercan al fondo de la iglesia, hacia el “Pórtico de la Gloria”, esplendoroso conjunto de estatuas en piedra que representa a Jesucristo en majestad, debajo el Apóstol peregrino lleva un letrero que dice:”Miset me Dómine”, el Señor me envió.

El “Pórtico de la Gloria” es para contemplarlo despacio, ponemos la mano en la columna parteluz, como desde hace siglos realizan diariamente todos los peregrinos llegados a Compostela, sobre un sitio desgastado por las huellas de los dedos, y decimos mirando al Apóstol Santiago: “HASTA AQUÍ HE LLEGADO”.


























8.O´BOTAFUMEIRO. Padrón. Visita en Santiago.

Anécdota:

La primera sensación al despertarse es de alivio, hoy no tiene que recorrer treinta y pico kilómetros, después es de gozo: ha terminado la peregrinación, se ha llegado a Santiago, es le momento de hacer balance de estos días.
Además de los albergues de Belvís, San Francisco y Monte do Gozo, en Santiago se puede descansar en el Hostal Suso, donde el popular posadero de O´Castiñeiriño, recibe a los peregrinos como en él es norma y costumbre, dándoles un fuerte abrazo y una palmadota a cada uno, todo alborozado, diciendo-“manda carallo”-,Suso les enseña recortes de periódico y postales enviadas por otros peregrinos, les cuenta sus historias, el Hostal Suso, en la Rúa del Villar.

Por la mañana no es necesario levantarse temprano, escuchan los ruidos mañaneros de la ciudad, tienen tiempo suficiente para arreglarse, antes de desayunar opíparamente sentados en la terraza de la calle, otros peregrinos pasan por delante con su especial vestimenta y su bordón, los que han llegado andando se les nota por la forma de colocar los pies en el suelo, es el ritmo que tienen que imprimir al cuerpo para evitar todo el peso del cuerpo, parece que van bailando una samba, un bamboleo, se necesitan varios días para recuperarse.

Santiago es el mayor centro de peregrinación del mundo, pero algunos días los peregrinos pasan desapercibidos entre la multitud de turistas por la parte vieja de la ciudad, y no es tan agradable entre tanto visitante.

En la Casa del Deán, está la oficina de peregrinos, al final de la rúa del Villar a mano derecha, una larga cola de peregrinos espera para pasar, muchos con su mochila y bordón, y la credencial en la mano, el resto sentados en el suelo mientras va disminuyendo la cola. El canónigo Don. Jaime García muestra su afecto por los peregrinos, les sella la credencial, el último sello que les falta, les presenta un registro para poner el nombre, lugar de origen en la peregrinación, y motivo por la que han hecho ésta, luego les da la enhorabuena entregándoles la “compostela”, firmada por él, con el nombre en latín del peregrino, es el “certificado” de haber hecho una buena peregrinación, algunos países de Europa eximían de impuestos a los que la tuviesen tres veces.

Al final de la rúa del Villar está la Plaza de Platerías, con la Fachada de Platerías de la catedral, románica, a la izquierda el lienzo oeste del claustro de la catedral, a la derecha la torre del reloj, la popular “Berenguela”, la torre barroca mas bonita, con el reloj que marca las horas de los santiagueses.

La plaza tiene un aspecto de construcción italiana, veneciana, en le medio está “a fonte dos cabaliños de pedra”, y al sur la Casa del Cabildo, subimos por las escalinatas del siglo XVIII y vemos como la fachada de la Catedral engrandece a la vista, a la izquierda el rey David tañe el ravel, tiene las piernas cruzadas en forma de tijera, y su barba luce recortada.

Un poco antes de las doce del mediodía, los peregrinos entran en la catedral, entran por “la puerta de la nueva vida”, dejan atrás el rencor, es el inicio al “nuevo camino”.El órgano de la catedral resuena fuertemente con el” Himno al Apóstol”,(Santo adalid, patrón de las Españas, amigo del Señor, defiende a tus discípulos queridos, protege a tu nación.....), los peregrinos se colocan en los bancos, dejan al lado mochila y bordón que llenan la iglesia, es la “Misa del peregrino”.

Concelebran la misa el canónigo Don. Jaime y seis sacerdotes que han llegado acompañando a otros tantos grupos de peregrinos de diversos países, uno es alemán otro italiano, un seglar francés y otro holandés dicen en sus idiomas una pequeña homilía, y el canónigo recuerda la procedencia de los diversos grupos de peregrinos llegados ese día.

Los peregrinos están alegras por haber alcanzado la meta ansiada, la puerta de la nueva vida, el Año Santo para él, es un año de renovación, dejando lo malo en el camino, deseando lo bueno, y buscando la transformación al cruzar la puerta.

Al finalizar la misa del peregrino, el órgano vuelve a resonar mas alegre que nunca, va a actuar el gran incensario, O´Botafumeiro, que purificaba el ambiente de la catedral, por el olor dejado por los peregrinos durante la Edad Media, época durante la cual pasaban la noche en la parte alta de la catedral.

El Botafumeiro vuela por la nave crucero, pareciendo a cada momento que va a estrellarse contra la alta bóveda, pero no, vuelve a bajar, extiende una larga estela de humo aromático por la iglesia, mientras se aspira el olor a incienso y el órgano toca.

La liturgia ha terminado, los peregrinos se acercan al altar mayor,(barroco, muy recargado al gusto de la época, concepción exuberante que oculta la construcción románica) ,con el Apóstol representado en tres formas: sentado, la estatua del abrazo; encima Santiago peregrino rodeado de los reyes Alfonso II (primer rey que vino a ver el sepulcro), Ramiro I, Fernando el Católico y Felipe IV ; y en lo mas alto, el Apóstol a caballo.

Los peregrinos rematan la visita recorriendo las capillas del deambulatorio, la Puerta Santa, solo abierta en Año Santo, la capilla de las Reliquias o panteón de los Reyes de Galicia, luego le dan un “croque”, chichón, a la estatua del maestro Mateo, constructor del Pórtico de la Gloria, para que les transfiera parte de su inteligencia.
Salen por la puerta de la fachada del Obradoiro, desde la barandilla de piedra es un buen sitio de observación para admirar la grandiosidad de la plaza, la altísima fachada barroca del Obradoiro, un retablo de Fernando de Casas y Novoa del año 1738, al lado el Palacio de Gelmirez, románico del año 1120; enfrente el Palacio de Raxoi, neoclásico; a la izquierda el Colegio San Jerónimo, románica, sede de la Universidad Compostelana; a la derecha la fachada plateresca del hostal de los Reyes Católicos, del año 1501, antiguo hospital de peregrinos, donde todavía hoy, presentando la compostela, obsequian a los diez primeros peregrinos con desayuno, comida y cena.

Desde el centro de la plaza se contempla la Catedral, obra cumbre del románico, año 1075, y el esplendor de la facha barroca.

Anécdota:
El fotógrafo Lalo les fotografía delante de la fachada del Obradoiro con mochila y bordón, Lalo tiene su estudio en la rúa Nova, en la “casa das Pomas” obra del gran arquitecto Domingo de Andrade, el mismo que remató la torre del reloj.














Padrón.

La peregrinación no quedaría completa si no visitamos los lugares relacionados con la venida, predicación, y llegada del cuerpo a enterrar del Apóstol.
El Apóstol Santiago llegó hasta Iria Flavia, hoy Padrón, importante puerto de la época, para predicar el Evangelio, luego sus discípulos trajeron su cuerpo para ser enterrado.

Desde la Edad Media, muchos peregrinos terminan la peregrinación en estos lugares. Aimeric Picaud en su célebre libro, (verdadera guía del peregrino medieval), Códice Calixtinus, cita a Padrón, los peregrinos llegaban hasta allí para ver los lugares relacionados con el Apóstol.

Anécdota:
Padrón está muy cerca de Santiago, solo a veintidós kilómetros, los peregrinos acuden en autobús o ferrocarril esta la villa.

Visitamos los vestigios ligados al apóstol, la visita comienza por su monumento mas representativo , el “Pedrón”, es una columna de piedra, posible fuste de una estatua dedicada a Augusto, lugar de amarre de la barca cuando llegó a Iria con los restos del discípulo de Cristo, situada debajo del altar mayor de la iglesia parroquial, monumento muy querido y abrazado por los peregrinos medievales.



En la Iglesia de Padrón, antiguamente los peregrinos subían por unas escaleras al lado del altar Mayor hasta llegar a la imagen del Apóstol, había la tradición de colocarse la corona del Apóstol en la cabeza, algunos peregrinos pasaban la noche en la iglesia en un espacio enrejado de madera en la nave central.

Se visita posteriormente el “Santiaguiño do Monte”, se cruza el puente sobre el río Sar, y los peregrinos suben las escaleras de la Trabanca hacia la cima.
Anécdota:

Las escaleras de piedra forman un Vía Crucis con descansos en cada estación. Antiguamente los peregrinos subían de rodillas rezando en cada descansillo.

El santiaguiño es el lugar donde Iacob predicó, cuna Jacobea, un alegre espacio abierto, rodeado de árboles, vemos la pequeña ermita dedicada a Santiago, la fuente que hizo brotar agua al golpear la roca con su bordón, bebemos el agua cristalina y fresca, como se hace desde generaciones, a la izquierda están las seis grandes rocas de granito unas encima de otras, allí predicó Santiago, desde la piedra en forma de altar.
Entre las rocas hay diversos huecos que la leyenda señala como puertas del Cielo, Infierno y Purgatorio, los peregrinos decían de pasar de vivos para no tener que hacerlo su alma.

Algunos peregrinos se llegan hasta el actual Puentecesures, antiguo Porto de Iria Flavia, lugar donde recaló la barca del Apóstol.

La última visita es a la Iglesia de Santa María de Adina, en Iria Flavia, la primitiva fue fundada por el Apóstol antes de partir hacia Zaragoza, primera iglesia dedicada a la Virgen en España.

Padrón, antigua Iria Flavia, era sede episcopal desde los tiempos del Apóstol, en el año 813 el obispo iriense Teodomiro descubre el cuerpo de Santiago en tierras de su sede, nace Compostela, campo de la estrella. Teodomiro vive en el lugar y, posteriormente, en el año 1095, la sede episcopal es trasladada. Compostela y Padrón forman parte de la unidad jacobea de Iria Flavia, unidas también por el Camino Francés que termina en Padrón.

Mientras volvemos a Santiago recitamos el dicho popular:
Quen vai a Santiago,
E non vai a Padrón,
Ou faz romería ou non.

Visita en Santiago de Compostela.

El recorrido mañanero por Santiago es muy gratificante, la ciudad mantiene en su parte antigua toda la personalidad de siglos, ciudad de piedra, con sus grandes plazas y rúas, un recorrido por el Santiago de arte, turístico, mientras algunos peregrinos realizan las compras, unas conchas de vieira, otros toman las típicas tazas de “viño do ribeiro”.

El recorrido por las rúas de Compostela, paseo peatonal del casco antiguo, es de los mas bonitos que una ciudad nos puede ofrecer, una ciudad fascinante, conjunto románico y barroco mejor conservado de Europa.
Santiago presenta un aspecto de fiesta continua, animada por los estudiantes durante el curso, y por los diversos grupos de peregrinos que llegan a la ciudad, tiene numerosos monumentos para visitar. El románico además de en la catedral, está presente en la Iglesia de Santa María Salomé, y en la Colegiata de Santa María la Real del Sar. Se deben visitar el Monasterio de San Martiño Pinario, la Iglesia de San Martiño, con su fachada plateresca de 1590; el Convento de Santo Domingo de Bonaval, con su escalera de caracol obra de Domingo de Andrade; el Colegio de Fonseca, entre tantos monumentos de esta ciudad a la que siempre se desea volver para sentir el placer de recorrer sus rúas, ya de por si un monumento.

Anécdota:
A la hora de realizar la comida-cena se dirigen al mesón “A Charca”, en la rúa do Franco, francos se les llamaban a todos los peregrinos en la Edad Madia aunque no fuesen franceses, el menú es el tradicional en estos casos: una vieira regada con buen vino albariño, y merluza a la gallega en ajada, de postre tarta de Santiago, no faltaría mas.

La visita a Santiago toca a su fin, desde el Paseo de la Herradura las primeras luces de Compostela comienzan a encenderse, mientras el misterio de la noche gallega se extiende por la ciudad de la piedra trabajada.
El peregrino recorre pensativo las calles de la noche compostelana, mientras respira satisfecho y empieza a hacer planes para el año que viene ¡sintiendo el deseo de volver a realizar el Camino, encontrándose con su interior, y entrando por la puerta de la nueva vida!

........................................................................................................................................................................................................................................................



III. LOS CAMINOS DE SANTIAGO.

El camino se desarrolla con fuerza en los siglos XII y XIII. Surge espontáneo del pueblo, adquiere universalidad, llegando a Santiago peregrinos de todos los países de Europa.

En el siglo XIV, el Cisma Cristiano, la guerra de los 100 años y la Peste Negra hacen decrecer el número de peregrinos. Los siglos XV, XVI y XVII no son buenos para la peregrinación. En el siglo XVIII vuelven los peregrinos franceses, los fran­cos.

Al inicio del siglo XIX, las revoluciones y el liberalis­mo no es bueno para la peregrinación, pero con motivo de reencontrarse los restos del apóstol en 1879, escondidos desde 1589, el Papa León XIII mediante la Bula "Deus Omnipotens" da a conocer este hecho a la humanidad. Las peregrinaciones vuelven a resurgir.

En el siglo XX el camino ha recuperado su esplendor. Los peregrinos actuales buscan el reencuentro con los peregrinos de antaño y se continúa con la tradición de acoger a los peregrinos en albergues, en conventos, iglesias, monasterios, escuelas, ayuntamientos ...

Por la península Ibérica, cinco son los trayectos que discurren desde distintos inicios hasta llegar a Santiago.

- El Camino Francés.
- El Camino del Norte.
- La Ruta de los Ingleses.
- La Vía de la Plata.
- El Camino Portugués.

En Galicia además se contempla:

- A Ruta Do Mar de Arousa.
- O Camino de Finisterre.

- EL CAMINO FRANCES.
Es el principal camino de Santiago. La Ruta Jacobea por excelencia. Los peregrinos procedentes del Norte y Centro de Europa se reunían en cuatro ciudades de Francia: París, Veze­ley, Le Puy y Arlés. Partiendo de estos puntos a través de Francia, formando cuatro caminos principales. Los tres prime­ros se unen en la ciudad francesa de Ostabat, cruzando los Pirineos por Roncesvalles. La última entra por Somport. Las dos rutas siguen por Navarra y Aragón hasta unirse en Puente la Reina. Hasta entonces han recorrido tres etapas, según el códice Calixtino, dentro de España. La cuarta etapa empieza en Estella, 5ª Najera, 6ª Burgos, 7ª Fromista, 8ª Sahagun, 9ª León, 10ª Rabanal del Camino, 11ª Villafranca del bierzo, 12ª Triacastella y 13ª de Palas do Rei a Santiago.

Cuando se hace una referencia genérica al camino de San­tiago, generalmente se esta refiriendo a "El Camino Francés".

- EL CAMINO DEL NORTE.

Llamado también "Ruta de la costa o Ruta Cantábrica". Se considera que este fue el primitivo y original camino de Santiago desde el descubrimiento del sepulcro del apóstol (813) hasta la derrota de los árabes al mando de Almanzor en Catalañazor (1.002). Después la abadía de Cluny difundió el Camino Francés.
Los peregrinos entraban en la península desde Hendaya, por el puente de Santiago, llegando a Irún, que tiene un barrio dedicado al Apóstol. El camino continuaba por Fuente­rrabía, San Sebastian , donde existía un hospital de peregri­nos. Desde aquí el camino se podía recorrer por dos vías, una por el interior que se unía al camino francés en Santo Domingo de la Calzada o en Burgos y otra por la costa.

Por el interior el camino transcurría por Hernani, Tolosa, Ordizia, Zegama, el túnel de San Adrián, Salvatierra, Vitoria. Desde aquí la ruta podía continuar por Pancorbo hacia Burgos, o bien a enlazar en Santo Domingo de la Calzada. Por la costa, el camino era por Orio, Guetaria, Guernica y Bilbao, que en la Iglesia de Santiago tiene la puerta de los peregrinos. Después Castro Urdiales, Santander, Santillana del Mar, con la famosa colegiata románica de Santa Juliana y espléndido claustro. San Vicente de la Barquera, Llanes, Ribadesella, Villaviciosa y Oviedo, con la catedral de El Salvador, que tiene las reli­quias de la cámara Santa. También dignas de visitar las igle­sias prerrománicas de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

El camino continúa por Grado, Luarca, entrando en Gali­cia por Ribadeo. Vilanova de Lourenza, Mondoñedo, se puede visitar su catedral y el puente del pasatiempo, Villalva, donde se puede visitar la torre Octogonal de los Andrade. Después Guitiriz, Sobrado, donde se visita el monasterio, y Arzúa, enlazando con el camino Francés.
En Galicia también se puede ir por la llamada "Variante de Fonsagrada" camino que viene desde Asturias por la Espina y Tineo. Desde Fonsagrada se pasa por Castroverde, Lugo, con su muralla romana y catedral Gótica, después se enlaza con el Camino Francés en Palas do Rei.



- LA RUTA DE LOS INGLESES.

Llamada también Ruta Marítima. Los barcos llegaban desde los lejanos puertos del Mar Báltico de los países Escandina­vos, de Irlanda, de Inglaterra, a través de los puertos de Plymouth y Bristol, de los países bajos y norte de Francia , hasta Galicia. Desembarcando en los puertos de Viveiro, Neda, La Coruña, Muros, Noya, Puentecesures y Baiona entre otros. Llegando muchos peregrinos en la guerra de los 100 años, que no deseaban recorrer el largo camino. En barco tardaban, dependiendo del tiempo, de 4 días a una semana, aunque había el peligro de los naufragios y los piratas. Solo en La Coruña, el año 1434 se desembarcaron 3.000 peregrinos procedentes de Inglaterra.

La Ruta Marítima se puede empezar a recorrer en el puerto de Viveiro, luego pasa por Ortigueira, después Xubia, Ferrol, Neda, donde recalaban muchos peregrinos en los siglos XIV y XV, se seguía por Puentedeume cruzando el puente construido por Fernán Pérez de Andrade en 1380, tenía 80 arcos. Después el camino continuaba por Betanzos, visitando la iglesia de San Francisco, con el espectacular sepulcro de Fernán Pérez de Andrade "O Bo", la iglesia de Santiago, La Colegiata de Sta. Maria, la Torre de Hércules, las galerías, se sale hacia Cambre, visitando la Iglesia de Santiago. Después Carral y Calle. Desde aquí se sigue por Ordenes, Oroso y Sigüeiro, entrando en Compostela por la Puerta de San Roque.








- LA VIA DE LA PLATA.

También llamada "Camino Oriental". Parte desde el sur, por una antigua calzada romana. Se convirtió en camino de expansión del reino de León a la vez que recorrido de peregri­nos, durante la reconquista, hasta que Fernando III el Santo conquista Córdoba y Sevilla.

El camino parte de Sevilla por el norte, hasta Mérida. Importante ciudad que tenía arzobispado antes que Santiago Gelmirez logró con sus influencias que el Papa concediese el traslado del arzobispado a Compostela. La vía sigue por Cáce­res, Plasencia, Bejar, Salamanca, ciudad monumental con la plaza Mayor, la universidad, la casa de las Conchas, la Cate­dral. Continúa por Zamora, Catedral y el museo de Semana Santa. Después Benavente y puebla de Sanabria. Entra en Gali­cia por "A Gudiña", pasando por Verín, Xinzo de cimia, Alla­riz, cuna de Reyes de León y Ourense, debe visitarse su Cate­dral, "El Pórtico del Paraíso", bella policromía, y el Santo Cristo. También se debe visitar las Burgas y el Puente Roma­no. La Vía sigue por el monasterio de Oseira, iglesia con deambu­latorio. El camino continúa por San Cristobo de Cea, Castro Dozón, Lalín, Silleda, A Estrada, por las tierra de Ulla cerca del Pico Sacro, y Santiago, entrando por "El Arco Mazarelos".






- EL CAMINO PORTUGUES.

El camino parte de Lisboa, visitando "El Castillo de San Jorge" conquistado en 1147 a los árabes por Alfonso Enriques, hijo de Doña Teresa, hermana de doña Urraca. También "La Iglesia de Santiago", la catedral. El camino sigue por Santa­rém, capital gótica, con "La iglesia de la Graça". Tomar con la iglesia de los templarios, octogonal. Coimbra, ciudad Universitaria, monasterio de Sta. Cruz con el sepulcro de Alfonso Enriques, primer rey de Portugal, monasterio de Sta. Clara, con la sepultura de Santa Isabel que peregrinó a San­tiago dos veces, se le dedicó la "Rúa da Raíña". Oporto, de donde proviene el nombre de Portugal, era parte de Galicia. Alfonso VI dio el condado a su hija Teresa, después se separo convirtiéndose en Reino. Vila do Conde, iglesia de Santiago acueducto y monasterio de Sta. Clara. Barcelos, célebre por su gallo, leyenda similar a la de Santo Domingo de la Calzada, logotipo ahora de la publicidad portuguesa. Braga ciudad espiritual, Catedral Ponte Da Lima, tierra llena de "Pazos", palacios, Valença Do Miño es la última población portuguesa, entrando en Galicia por Tui, una de las siete capitales del antiguo reino de Galicia, catedral portuguesa del siglo XII.

El camino continúa por Salceda, Porriño, Mos, Redondela, Soutomaior, Vilaboa, Pontevedra, "Ad Dous Pontes" romana, con un buen conjunto monumental, las plazas de la leña, Teucro y Ferreiría, el Convento de San Francisco, El Museo y el templo de la peregrina. Barro , Portas, después Caldas de Reis, donde nació el emperador Alfonso VII. Puentecesures, a donde llegó la barca del Apóstol a través del Ulla. Padrón , aquí predicó el Apóstol, en Santiaguiño do Monte, Iria Flavia, la esclavitud, A Rocha y Santiago, entrando por "Porta Faxei­ra".



- A RUTA DO MAR DE AROUSA

Se trata de un recorrido marítimo, en barco desde O´Grove, entrando en el río Ulla en Villagarcía de Arousa, hasta Puen­tecesures. Es un recorrido similar al que realizaron los discípulos Teodoro y Atanasio con el cuerpo del Apóstol des­pués de ser decapitado en Jerusalen.

En ambas orillas de la ría de Arosa se encuentran precio­sos pueblos. En la margen derecha, O´Grove con "la Isla de la Toja", después Cambados, la Isla de Arosa, Villanueva de Arosa y Villagarcía. En la entrada del Ulla, Catoira.

Por la margen izquierda están, Santa Uxía de Riveira, Corrubedo, Poboa do Carmiñal, Boiro, Rianxo, patria de Caste­lao , y Catoira, con las ruinas de las torres del oeste. Empezando un recorrido salpicado de "Cruceiros", asomando al Ulla.

El día 11 de agosto, se celebra cada año una procesión del mar. La ría se estrecha pasando por Valga y Dodro, para terminar el viaje en Puentecesures, donde el arzobispo Diego Gelmirez fundó los primeros astilleros del Reino. Allí se desembarca, continuando el recorrido a pie por Padrón, Villa Jacobea donde se admira, el "pedrón" en la iglesia de Santia­go, el cruceiro de "Fondo de Vila", O´Santiaguiño, la casa de Rosalía de Castro. El Apóstol predicó en "O´Santiaguiño do monte" celebrándose una "romería" el día 25 de julio.

El camino continúa por Iria Flavia, antigua metrópoli romana y sede obispal antes que Santiago. Se admira "la Colegiata de Iria flavia", principal foco donde entró el cristianismo en Galicia, sus torres escalonadas recuerdan a las del claustro de la Catedral, en forma piramidal .

Al lado "El Cementerio de Adina", romántico( donde estuvo enterrada Rosalía de Castro, hasta que la trasladaron al panteón de gallegos ilustres),enfrente la Fundación Cela. Después Herbón, convento franciscano; La Esclavitud , santuario estilo barroco compostelano. Teo, Milladoiro, A Rocha y Santiago, entrando por "Porta Faxeira".


- O CAMIÑO DE FISTERRA.

Después de la visita a Santiago muchos peregrinos se acercaban a conocer Finisterre, el fin de la Tierra. Se salía de la plaza del Obradoiro, por la calle Huertas, pasando después por la carballeira y monasterio de San Lorenzo de Trasouto. Después por Ames, Brión, cruzando el río Tambre en Ponte Maceira, cerca de Negreira, con "El Pazo de Colón", Noya visitando las iglesias de Santa Maria A Nova y San Marti­ño ,Ponte Nafonso, Outes, Muros, Mazaricos, Dumbría, Cee, Corcubión y Finisterre.

En Cee y Corcubión había hospital de peregrinos, después Duio, antigua Dujium, capital romana allí llegaron los discí­pulos del Apóstol para pedir lugar de enterramiento. Según la leyenda, la ciudad fue destruida por sus pecados.

En Finisterre estaba el "Promontorium Nerium" el faro desde donde se ve la puesta de sol, comentada por los clási­cos. Se visita la parroquia de Santa Maria das Areas, se venera "El Cristo de Fisterra", similar al de Burgos y Orense del que se cree popularmente que le crecen pelos y uñas. Fue arrojado al mar por un barco. Trasladado en el siglo XV se muestra tras velo y rodeado de velas.
Algunos peregrinos continuaban a Muxia, visitando el "Santuario de la Barca" fiesta el 8 de septiembre. Hay dos piedras "a pedra de abalar" y "dos dadrís" que cura reumas pasando por debajo, según culturas paganas.
Se podía regresar visitando Padrón- "Quien fue a Santiago y no va a Padrón,o gana el jubileo o no “.



























IV. EL CAMINO FRANCÉS.
El peregrino llega a la casa del Apóstol Santiago, apoya la mano en las cinco huellas de la columna del pórtico de la Gloria, y manifiesta.- "Hasta aquí he llegado"-. Había cumpli­do su recorrido místico, espiritual, peor además, muchos peregrinos aprovechan la peregrinación para apreciar otros aspectos del camino como el artístico, el paisajístico, el deportivo...

9. EL ARTE EN EL CAMINO.

El camino tiene una larga historia, más de mil años. A lo largo de estos diez siglos de vigencia, el arte se ha ido desarrollando en estilos diferentes que se manifiestan en todo el recorrido. El camino es un hecho cultural en la Europa de Hoy. El consejo de Europa declaró en 1987 a El Camino de Santiago, "El Primer Itinerario Cultural Europeo".

- El Románico.
Empezó en la Península Ibérica y Francia, influyéndose mutuamente ambas tendencias en su desarrollo. Se extendió por Europa, impulsado por el Camino de Santiago.

Este arte se manifestó especialmente en las iglesias, por la necesidad de hacerlas mayores para acoger al gran número de peregrinos que las visitaban, dándose en ellas características comunes par facilitar el traslado de masas por la iglesia. Así la mayoría de ellas tienen un "deambulatorio" en la Girola, pudiendo así recorrer, por detrás de la Capilla Mayor, toda la iglesia. También algunas tienen "triforio", una larga galería sobre una nave central desde donde se podía seguir los oficios y, los peregrinos, también dormir.

Otras características comunes a las iglesias románicas eran que estaban orientadas en dirección este-oeste, a Jerusa­lem, que era la frontera cristiana con el Islam, de plata de cruz latina, con tres naves y en el crucero estaba el cimbo­rrio.

En el recorrido por Francia del Camino, el arte románico destaca en las llamadas iglesias de la peregrinación, en "Saint Martín de Tours", "Saint Foy de Conques", "Saint Martial de Limoges" y "Saint Sermín de Toulouse". En el reco­rrido por España , el principal románico que nos encontramos en el camino, está en "La Catedral de Jaca", "La Iglesia de San Martín de Frómista" y "La Catedral de Santiago de Compos­tela".

- Arte Gótico.

El gótico surge en Francia en el siglo XIII, desarrollán­dose rápidamente por el camino de Santiago. Las característi­cas más importantes de este estilo son, Torres de Agujas, arcos apuntados, ventanas ojivales, rosetones en las fachadas, columnitas en los tejados, adornando catedrales, monasterios y demás edificios. Los ejemplos más característicos en el tra­yecto del Camino de Santiago por España son la Catedral de Burgos, la Catedral de León, el Sepulcro de la catedral de Pamplona, correspondiente a D. Carlos III de Navarra, el sepul­cro de Alfonso VIII y su esposa en el monasterio de las Huel­gas, el sepulcro del Infante D. Felipe , hijo de Fernando III. En Compostela, se puede admirar el claustro de la Catedral y la sala de exposiciones del hostal de los Reyes Católicos.
- Plateresco.

El estilo del renacimiento, renacentista, llamado en España plateresco, también dejó su representación en el Camino de Santiago.

En Burgos, ciudad en la que tuvo mucha fuerza, destaca en la catedral, "La Puerta de la Pellejería" un retablo diseñado por Francisco de colonia en 1516, "El Cimborrio" octogonal, del año 1568, terminado en el exterior con ocho agujas, y "La Escalera Dorada", mandada construir por el arzobispo Fonseca a Diego de Siloé en 1519. En León destaca "La Fachada del Hostal de San Marcos" de dos cuerpos, decorada con Vieiras y medallo­nes, arco de medio punto en la puerta principal.

En Santiago de Compostela, el Plateresco ha dejado "La Fachada del Hostal de los Reyes Católicos", "La Fachada y el Claustro" del Colegio Mayor de Fonseca y "La Fachada de la Iglesia de San Martiño Pinario".

- El Barroco.

Este estilo de ornamentación, del siglo XVII y XVIII, en que se mezclan columnas, pámpanos, volutas, cilindros, alcanza su esplendor, dentro del trayecto del camino, en la ciudad de Santiago de Compostela. Aparece en la Catedral, Monasterios, Iglesias, monumentos civiles, plazas y Rúas. Convierten a la ciudad en barroca, destacan "La Fachada del Obradoiro", "la Torre del Reloj" y "El Pórtico Real" de la Catedral, "El Monasterio de San Martiño Pinario", "El Convento de San Paio", "La Casa de Cabildo", "La casa del Dean", "La Casa de la Parra" ...



- El Modernismo.

A lo largo del Camino se van encontrando monumentos de la época más reciente sobresaliendo por su diseño. Merecen citar­se las dos obras del Catalán D. Antonio Gaudí, "El Palacio episcopal de Astorga" y "La Casa Botines" de León.
El Portugués P. Coello diseñó "La Iglesia de la Virgen del Camino" cerca de León. La fachada principal, presenta trece grades (6 metros) esculturas en bronce, obra de Subi­rachs.
En Santiago de Compostela han intervenido Albert Viapla­na, John Hejdur, M. Gallego y A. Siza, destacando "El Audito­rio de Galicia".



















10. EL CAMINO EN FRANCIA.

Los caminos hacia Santiago discurren desde muchos puntos del Norte y Centro de Europa. Desde donde partían los peregri­nos para reunirse en alguno de los cuatro puntos de encuentro en Francia. Ciudades aún ya figuran en el Codex Calixtinus, París, Vézeley, Le Puy y Arlés.

En París, el lugar de reunión era "La Torre de Santiago". El Camino desde allí, sigue la ruta de Orleans, Tours, visitan­do "La Iglesia románica de Saint Martin de Torus", se empezó en la segunda mitad del Siglo xI, de la que se conserva "La Torre de Carlomagno". Después se seguía por Poitiers y Bor­deax, hasta Ostabat.

El tercer punto de reunión era Le Puy partiendo por la ruta hacia Conques, desde "Notre Dame de Le Puy". en Conques se visita "La Iglesia románica de Sainte Foy de Conques". Tal vez la iglesia románica más purista, conservando las caracte­rísticas de una forma acusada. Se empezó a construir el año 1045, con una gran altura, 22 metros, para poder construir el Triforio, la galería alta, una larga tribuna superior que da la vuelta a toda la iglesia. Desde donde los numerosos pere­grinos que llegaban, seguían los oficios divinos. El claustro es del año 1100. El camino continuaba por Moissac hasta Osta­bat.

El último punto de salida es Arlés, en "La Iglesia de Saint Trophine". Después el camino continúa por Montelier, Toulouse, lugar donde se visitaba "la iglesia románica de Saint Sernín de Toulouse", iniciada el año 1082 y consagrada en el año 1096. También es iglesia con Galería Superior.

Después el camino sigue su ruta por Auch, Oleron, para llegar a los Pirineos, que atraviesa en Somport. El trayecto continúa hasta Puente la Reina.

Las rutas procedentes de París, Vezeléy y Le Puy, se unían como hemos visto, en Ostabat, para continuar por un sólo camino a través de los Pirineos hasta Roncesvalles. Desde aquí sigue hasta Puente la Reina, donde se junta con el prove­niente de Arlés, para seguir un sólo camino desde allí hasta Santiago de Compostela.






















11. EL CAMINO EN ESPAÑA.

El camino francés a su paso por España, recorre varias comunidades autónomas. Con diversidad de paisajes , gastrono­mía, clima, así como arte, en las que se deben visitar los monumentos más prestigiosos del camino, desde los Pirineos hasta Santiago de Compostela. El trayecto puede ser dividido en cinco partes,

- Camino Aragonés.
- Camino Navarro.
- Camino Riojano.
- Camino Castellano-Leonés.
- Camino Gallego.

- Camino Aragonés.

Entrando en los Pirineos por Somport, algunos de los monumentos que se pueden visitar en las siguientes ciudades serían,

Jaca. "La Catedral". La primera románica construida en la España peninsular. Se inició el año 1063 por el Rey Ramiro I. En el pórtico imagen de Santiago. Llamativo tímpano entre arquivoltas en su puerta Oeste. Su interior es de tres naves y tres ábsides. Interesantes capiteles y buen claustro. Las bóvedas son del siglo SVI.

"Monasterio de San Juan de la Peña". Tiene interés romá­nico. Sala excavada en roca siglo IX. Claustro Románico.
Leyre. "Monasterio de San Salvador", se debe visitar su cripta del siglo XI en la que se encuentra el sepulcro de Sancho el Mayor, entre otros reyes de Navarra. la cripta es del primiti­vo románico.

"Castillo de Javier", un castillo-fortaleza edificado en varios siglos diferentes.

Sangüesa."Iglesia de Santa María Rocamor". Se admira la porta­da Sur, del siglo XII, una joya del románico, de tres arqui­voltas que se apoyan en columnas-estatuas, tímpano, y encima un friso con bastantes esculturas.

Eunate."La Iglesia de Eunate", en forma octogonal, románica. Rodeando a la Iglesia figuran arcos con capiteles y dobles columnas, formando un claustro.

- Camino Navarro.

En el caso de empezar el camino francés desde Roncesva­lles, los monumentos más importantes que se deben visitar están situados en los pueblos siguientes,

Roncesvalles. "Iglesia Colegiata". De estilo gótico. Destaca el panteón Real con la tumba de Sancho Vii el Fuerte, que se dice medía 2,25 metros de altura. Al lado su esposa doña Clemencia . Mausoleos góticos del siglo XIII. Enfrente las cadenas que rodeaban la tienda del Califa Árabe en las Navas de Tolosa, arrebatados por Sancho VII.

Villaba. Iglesia de la Santísima Trinidad de Arre. Puente.
Pamplona. "La Catedral". Gótica del siglo XIV. Destaca en el sur, portada "La Preciosa". Claustro gótico, y sepulcro de Carlos III de Navarra y su esposa por Jean Tournay, siglo XV.

Puente la Reina. "Puente sobre el Arga". Mandado construir por la esposa de Sancho el Mayor, doña Mayor, del siglo XI. Tiene seis arcos de medio punto y otras cinco más pequeños dentro de los pilares.

"Iglesia de Santiago", románica del siglo XII, portada con cinco arquivoltas. Otros monumentos destacados son "La Iglesia del Crucifijo" y el "Monumento al Peregrino".
Estella. "Iglesia de San Pedro de la Rúa", portada románica del siglo XII, el claustro es muy llamativo, con bonitas columnas y capiteles, románico.
"Iglesia de San Miguel", románica de 1195. Portada de 3 arqui­voltas.
"Palacio de los Reyes de Navarra". Románico del siglo XII, arquitectura civil. Restaurado. En la fachada, capitel con el combate entre Roldán y Ferragut.
"Iglesia del Santo Sepulcro". Gótica. Destaca su espectacular portada con 12 arquivoltas, del siglo XIII.
"Iglesia de Santa María Ius del Castillo".
"Plaza San Martín".
"Puente Gótico".

Torres del río. "Iglesia románica", siglo XII, Planta Octo­gonal.

Viana. "Iglesia de Santa Maria". Gótica del siglo XV. Por su extensión parece una Catedral. Gran Portada Plateresca. En el atrio Sur, lápida de Cesar Borgia.


- CAMINO RIOJANO.

Logroño. "Catedral de Santa María La Redonda", gótica del siglo XIV. La fachada es abovedada, con dos esbeltas torres barrocas, "Las Gemelas".
"Iglesia de San Bartolomé". Siglo XIII. Gran portada gótica.

Navarrete. Portada románica del cementerio. Antiguo hospital.

Najera. "Monasterio de Santa María La Real". La iglesia es del año 1422. Contiene el panteón Real, con el sepulcro románico de Doña Blanca de Navarra, madre del rey Alfonso VIII, y otras tumbas de Reyes de Navarra y Castilla destaca también "El Claustro de los Caballeros", gótico con plateresco, muy llama­tivo.

Santo Domingo de la Calzada. "La Catedral", iniciada en 1158, prevalece el estilo gótico, reformas del S. XVI. Destaca el sepulcro del siglo XII de Santo Domingo, recubierto con Alabastro en 1514. La Torre es barroca, mide 70 metros de altura , separada del edificio principal.

- CAMINO CASTELLANO-LEONES.

El camino transcurre por la meseta castellana. Apenas se ve algún árbol en esta inmensa llanura calcinada por el Sol.

Redecilla del Camino. "Iglesia ". En su interior destaca la pila bautismal románica, muy labrada con Torres y casas.

San Juan de Ortega. "Iglesia" de tres ábsides románicos, año 1152. La fachada es del S. XV. En el interior sepulcro de San Juan , gótico florido, año 1464. En los equinocios de primave­ra y otoño, un rayo penetra en la iglesia iluminando el capi­tel de la anunciación.

Burgos. "La Catedral", gótica del año 1221. La cúpula mide 50 metros de altura , cimborrio octogonal con las paredes labra­das. Cúpula estrellada. En el sur, "La Puerta del Sarmental", muy adornada en el tímpano y las arquivoltas. En el interior, en el crucero norte "La Escalera Dorada", plateresca, y en el crucero, las tumbas de Cid y Doña Jimena. "Puerta Sacramen­tal", S. XIII.
"Monasterio de las Huelgas", la iglesia es de 1230, conservan­do la imagen articulada de "Santiago el del Espaldarazo", utilizada para investir caballero a varios reyes de Castilla. También la tumba de Alfonso VIII y su mujer. Se deben visitar sus dos claustros, no románico siglo XII y el otro gótico del XIV.
"Cartuja de Miraflores", de estilo gótico, año 1454, con el sepulcro de Juan II y su esposa.
"Iglesia de San Nicolás".
"Iglesia de San Lesmes".
"Puerta de Santa María".
"Hospital del Rey", siglo XVI.

Hornillos del Camino. "Iglesia de Santa María".

Castrojeriz. "Ruinas Convento de San Antón".
"Iglesia de San Juan".
"Fachada antigua abadía Benedictina".
"Iglesia Santa María del Manzano".

Boadilla del Camino. "Rollo gótico siglo XV".
Frómista. "Iglesia de San Martín". Románico puro. Planta y alzado similar a la Catedral de Jaca pero más reducida. Funda­da por Doña Mayor en 1035. En su fachada presenta dos torres redondas, cinco puertas con arquivoltas, ventanales, capiteles historiados y canecillos múltiples. Es de tres naves y tres ábsides, en el crucero, cimborrio con linterna.

Villalcazar de Sirga. "Iglesia de Santa María la Blanca", de grandes proporciones. Portada con seis arquivoltas y doble friso con 50 estatuas, entre las que destacan los apóstoles y la adoración de los Magos. En el interior, capilla de San­tiago, con el majestuoso sepulcro del Infante Don Felipe, hijo de Fernando III, y de su esposa Leonor Ruiz de Castro.

Carrión de los Condes. "Iglesia de Santiago", portada románica del siglo XI, arquivolta con los ancianos del apocalipsis. Encima, un impresionante friso perfectamente esculpido. Resal­ta la figura de Cristo Glorificado rodeado de los evangelistas con sus símbolos y los apóstoles.
"Monasterio de San Zoilo" en el que destaca el maravilloso claustro renacentista de 1537 obra de Juan de Badajoz.
"Santa Maria del Camino". Portada siglo XII.

Sahagún. "Iglesia de San Tirso". Llamativo ejemplo del "Romá­nico mudejar", construcciones de ladrillo siglo XII. Destaca su torre rectangular de tres cuerpos, y arcos de medio punto apoyados en columnas.

"Iglesia de San Lorenzo", románico mudejar siglo XIII. Torre cuadrada de tres cuerpos con arcos pero sin columnas. En los tres ábsides presenta arcos mudéjares tapiados.
León. "La Catedral", estilo gótico de 1205. Llamada por su pureza de líneas "Pulchra Leonina". La fachada es de tres amplias portadas. En el centro , "La puerta de Ntra. Sra. La Blanca", con la representación del juicio final en el tímpano, y la Virgen en la columna parteluz. En las arquivoltas, los apóstoles , a la derecha, la Imagen de Santiago Peregrino desgastada por las manos de los visitantes. En su interior destacan "Las vidrieras", las más espectaculares del arte gótico europeo. Son 125 ventanas, 57 rosas y 3 rosetones formando un concierto de luz y color. El claustro también gótico.

"Basílica de San Isidro", románico primitivo, año 1063. En la fachada destacan las puertas del Cordero y del Perdón, repre­sentando el descubrimiento dela cruz, del maestro Esteban, que intervino en la fachada de Platerías de la Catedral de Santiago. El interior es de tres naves, en el crucero arcos lobulados. En la Cripta está "El Panteón Real". Con el sepul­cro de 11 reyes de León. En las bóvedas y paredes presenta la mejor muestra de la pintura del románico, siglo XII. Presi­diendo la conocida figura del Pantocrator en la bóveda cen­tral, entre escenas del Nuevo Testamento.

"Hostal de San Marcos", ejemplo del arte Renacentista Español, año 1513. La fachada es de dos cuerpos, muy decorada, con columnas, medallones, conchas... Destaca la portada principal con Santiago a caballo, entre columnas. Encima un balcón barroco. A la derecha está la Iglesia. En el interior escalera de Juan de Badajoz, y Severo claustro.

Hospital de Orbigo. "Puente del Paso Honroso". Puente románi­co, siglo XIII con 19 arcos. Famoso por el desafío que lanzó Suero de Quiñones a los caballeros europeos. Con nueve caba­lleros leoneses, rompieron 300 lanzas en las justas allí realizadas. Durante 30 días en 1434, hasta que fue herido.
Astorga. "La Catedral", gótica de 1471. Destacando el cuerpo central de la fachada abovedada, mezcla de gótico, Plateresco y Barroco.

"Palacio Episcopal". Estilo Modernista, de Antonio Gaudí, 1889 ahora acoge el Museo de los Caminos.

Ponferrada. "Castillo del Temple". Llamativo convento-fortale­za del siglo XIII.
Villafranca del Bierzo. "Iglesia de Santiago". Románica del siglo XII. En el norte está la puerta del Perdón con cuatro arquivoltas y capiteles historiados donde los peregrinos enfermos ganaban el jubileo. "Villa de Francos".

- CAMINO GALLEGO.
En este apartado sólo se relaciona lo más destacado de este trayecto del camino, dejando para la última parte la especificación.

Samos. "Abadía Benedictina". Fachada barroca siglo XVIII. Dos claustros.

Barbadelo. "Iglesia de Santiago". Románica . Tímpano. Monumen­to Nacional.

Portomarín. "Iglesia de San Nicolás". Románico de transición, siglo XIII. La portada es del maestro Mateo.

Vilar de Donas. "Iglesia del Salvador". Románica . En el ábside, las pinturas románicas más importantes en Galicia.

Melide. "Iglesia de San Pedro". Portada románica.
"Iglesia de Santa María", románica del siglo XII, capite­les historiados y pinturas en el ábside del siglo XV.
Santiago de Compostela. "La Catedral". Románica del año 1075. Con su interior románico, en el pórtico de la Gloria, la Corticela, las columnas, Triforio y "La Catedral Vieja". En el exterior la fachada románica de Platerías, la barroca del Obradoiro y la Torre del Reloj. El claustro es gótico, y neo­clásica es la fachada de la Azabachería.

"El Palacio de Gelmirez". Románico S. XII. 1170.
"Iglesia de Santa María Salomé". Románica, S. XII. Ange­les con gafas.
"Colegiata de Santa María la Real del Sar". Románica. S. XII.
"Hostal de los Reyes Católicos". Fachada plateresca 1501.
"Colegio Mayor Fonseca". Fachada plateresca 1525. Claus­tro.
"Monasterio de San Martiño". Clasicista S. XVI.
"Convento de San Paio" S. XVII.
"Casa del Cabildo". Estilo barroco gallego. Sólo fachada, 1758.
"Convento de Santo Domingo". Barroco S. XVIII. Escalera de caracol de Andrade.
"Iglesia de San Martiño". Plateresco 1590. Altar de dos caras.













ANEXO 1. DATOS VARIOS.

12. Trayectos.

Trayecto del 2º Día. Faltan

O´CEBREIRO 151 Kms.




POIO 141 Kms.




TRIACASTELA 128 Kms.




SAMOS 118 KMS.

CALVOR 114 Kms.

SARRIA 110 KMS.


Trayecto del 3er Día. Faltan

SARRIA 100 kms.

BARBADELO


FERREIROS 98 KMS.


PORTOMARÍN 91 KMS.


GONZAR 84 KMS.


VENTAS DE NARÓN 78 KMS.

LIGONDE

PORTOS(Vilar de Donas)

PALAS DO REI 64 KMS.










Trayecto del 4º Día. Faltan


PALAS DO REI 64 KMS.
PAZO DE ULLOA
CASTILLO DE PAMBRE



MATO 60 FMS.

LABOREIRO 56 KMS.


FURELOS

MELIDE 50 KMS.



ARZÚA 36 KMS.






Trayecto del 5º Día. Faltan

ARZÚA 36 KMS.




SANTA IRENA 20 KMS.


ARCA 17 KMS.


LABACOLLA 10 KMS.


MONTE DO GOZO


SANTIAGO DE COMPOSTELA 0 KMS.








13.Algunos Cruceiros en el Camino Gallego.

1.-O´CEBREIRO.
2.-MIRALLOS.
3.-VENTAS DE NARÓN.
4.-LAMEIROS.
5.-LIGONDE (Eirexe).
6.-SAN XULIÁN DO CAMIÑO.
7.-LEBOREIRO.
8.-MELIDE (san Pedro).
9.-MELIDE(Santa María).
10.-RAÍDO.
11.-LABACOLLA.
12.-SANTIAGO(Rúa de San Pedro).
13.-SANTIAGO(Porta do Camiño).









14. Sellan la Credencial.

O´Cebreiro. En la hospedería, sello de la parroquia.

Triacastela. En un bar frente a la Iglesia, sello de la parroquia.

Samos. En la abadía, sello de la parroquia.

Sarria. Parroquia del Salvador.

Portomarín. Iglesia, sello de la parroquia.

Palas do Rei. Casa del cura, sello de la parroquia.

Melide. Ayuntamiento, sello de la parroquia.

Arzúa. Tienda bajo la casa del cura, sello de la parroquia.

Labacolla. Casa del cura, sello de la parroquia.

Santiago. Oficina del peregrino, sello de la S.M.I.Catedral y la Compostela.









15. Albergues en Galicia.

Faltan kms.
Teléfonos. Hasta Santiago
O´Cebreiro

Albergue nuevo - 151 kms.
Pallozas 982/369025 151 Kms.

Poio.
Refugio de montaña 982/369067 141 Kms.

Triacastela.

Ayuntamiento

Samos.

Abadía P. Benedictinos 982/546046 118 Kms.
Ayuntamiento 982/546002

Calvor.

Colegio al lado de la iglesia 114 Kms.

Sarria.

P. Mercedarios 982/531020 110 Kms.
Ayuntamiento 982/530850
Centro de E.G.B. 982/530499
Instituto 982/531051
Colegio de la Asunción 982/531952

Ferreiros.
Ayuntamiento 982/542001 98 Kms.

Portomarín.

Ayuntamiento 982/545070 91 Kms.
Parroquia 982/545065
Club Náutico 982/ 545102

Gonzar.

Albergue 84 Kms.

Ventas de Narón.

Albergue 78 Kms.

Ligonde.

Albergue 74 Kms.
Palas do Rei.
Albergue 982/380132 64 Kms.
Ayuntamiento 982/380001
Parroquia 982/380021
Farmacia 982/380176

Mato.
Escuela 60 Kms.
Leboreiro.
Ayuntamiento 981/505003 56 Kms.


Melide.
Nuevo Albergue 981/505160 50 Kms.
Parroquia 981/505120
P. Pasionistas 981/505004

Ribadiso.
Albergue 40 Kms.

Arzúa.

Ayuntamiento 981/500000 36 Kms.
Parroquia 981/500556

Santa Irene.
Albergue 20 Kms.

Arca.
Ayuntamiento 981/511002 17 Kms.
Labacolla.
Parroquia de San Roque 10 Kms.

Santiago.

Oficina del peregrino 981/562419 0 Kms.
/562578/561285/563546

Seminario Menor de Belvís 981/589200/06/07

P. Franciscanos 981/581600/581952

Monte do Gozo.



16. Hostelería en Galicia.
Faltan Kms.
Teléfono Hasta Santiago
O´Cebreiro.

Hostal de San Giraldo de Aurillac 982/369025 151 Kms.

Poio.
Posada del peregrino 982/369067 141 Kms.
Mesón O Poio 369072
Triacastela.

Fonda Villasante 982/547020 128 Kms.
Restaurante Novo 547005
Bar Fernández 547048

Samos.

Hotel Veiga 982/546052 118 Kms.
Mesón A Fonte Nova 546003
Restaurante Resco 546038

Sarria.

Hotel Roma 982/530570 110 Kms.
Hotel Londres. 530689
Restaurante El Faro 530891
Restaurante Litmar
Bar Joaquín.

Portomarín.

Parador Nacional 982/545025 91 Kms.
Posada del Camino 545007
Café Rodríguez 545054
Bodegas Pérez 545040
Casa Federico 545007

Palas do Rei.
Hotel Ponteroxán 982/380132 64 Kms.
Casa Guntiña 380080
Casa Curro 380144
Ultreya 380097

Melide.
Hotel Estilo 981/505153 50 Kms.
Bar Alongos 505102
Liñares 505184
Sony 505473
Parrillada Rúa

Arzúa.
Hotel O´Retiro 981/500554 36 Kms.
Casa Teodora 500083
Bar Carballeira 500094
H. El Refugio
Restaurante O´Golman

Santiago.
Hostal Suso 981/581159 0 Kms.
Hostal Mapoula 580124
Restaurante A Charca
Restaurante El Asesino 581568
Restaurante Camilo 584593
Bar “O Gato Negro”
Bar O Formig

Comments:
Magnífico recorrido el que has hecho por la ruta xacobea. Muy bien redactado, con bastantes dosis de fina sensibilidad descriptiva. Saludos cordiales desde Roncesvalles.
 
El equipo gallego Padron gana en el derby al ganador de lo otros derbys Padrón Sar por una victoria aplastante de un 15-2 gano Padron a Padron Sar.Empezo marcando Padron hasta marcar 5 goles hasta que en la segunda parte el equipo Padron Sar marca 2 goles seguidos gracias al numero 11 mote (Guti) luego empezo a caer una lluvia de goles ya que el portero Jorge no podia hacer nada.
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?